Lo asesinaron a golpes para robarle la plata de la jubilación

El hombre de 77 años fue atacado en su casa mientras dormía, la mañana del 24. Antes de ingresar a la casa de la víctima, el delincuente intentó asaltar al hermano, de 79 años, que vive al lado.

27 Dic 2012
1

HERMANO DE LA VÍCTIMA. Isidro Barquet dice que el agresor trató de entrar a su casa antes de atacar a Juan. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

CONCEPCIÓN.- Un jubilado de 77 años fue asesinado en medio de un asalto la mañana del 24 de diciembre, en su casa del barrio Jorge Newbery de la ciudad de Aguilares. Juan de Dios Barquet fue atacado a golpes por un delincuente que lo sorprendió mientras dormía, alrededor de las 6.

El hombre vivía en una casa situada a la par del estadio del club Jorge Newbery, sobre calle 9 de Julio, y se ganaba la vida como técnico de heladeras. Después de la brutal agresión, fue trasladado al hospital Padilla pero falleció más tarde.

La Policía informó que el intruso se habría llevado parte del dinero de la jubilación de Barquet, aunque no precisó la suma exacta. Además, confirmó que el presunto autor del crimen ya fue identificado y que se trata del mismo individuo que momentos antes intentó ingresar a la casa del hermano de la víctima, Isidro Isaías Barquet (79), al lado de su vivienda.

"A mí el tipo comenzó a hostigarme a las 4. Golpeaba la puerta para entrar. Yo estuve haciéndole resistencia con un mueble durante más de una hora. Hasta sacó una chapa del techo, pero abajo había tejas", contó Barquet.

Ayer se supo que el asaltante viviría en el barrio y que fue visto merodear momentos antes del atraco. Isidro dijo que el delincuente exigía dinero y que se fue cuando se cansó de intentar entrar. "Sin dudas que es el mismo que se pasó a la casa de mi hermano. Es probable que alguna abertura la haya tenido sin seguro y por eso pudo entrar a su pieza", reflexionó.

Luego de cometer el asalto, el delincuente huyó por el fondo de la vivienda, mientras la víctima esperaba ser auxiliada. Su hermano lo llevó al hospital Miguel Belascuain y luego fue derivado al Padilla, donde falleció durante la madrugada de Navidad.

Preocupación

Isidro contó a LA GACETA que fue asaltado en tres ocasiones. "Me despojaron de sueldos enteros", denunció. Un vecino de la zona, Juan Luis, también se quejó de la inseguridad. "Lo que sucedió no es casual. Y es producto de un problema social grave. El alcoholismo y la droga hacen estragos. La inseguridad aquí es preocupante", apuntó.

En la comisaría local, en tanto, admitieron que la situación es preocupante. "Una cosa es juntarse para tomar sin afectar derechos ajenos y la otra para salir a matar", expresaron. (C)

Temas

Aguilares
Comentarios