›› Cartas de lectores

15 Oct 2012
Guerra de pobres contra pobres
Hace aproximadamente 12 años un político de turno llevo gente y estas personas usurparon la plaza del barrio ATE, tiraron los bancos, las plantas y hasta el mástil.... y hoy no queda ni un minúsculo espacio verde en dicho barrio. En carta del 13/10, una lectora cuenta que viven en medio de la contaminación y dice que "los puso el gobierno", lo cual creo que fue así efectivamente. Los que compramos de buena fe un terreno en dicho barrio, hicimos con sacrificio nuestras viviendas, ¿cómo nos llamaríamos? Es una guerra de pobres contra pobres porque en ese barrio vive gente también honesta, que con gran esfuerzo construimos nuestra única vivienda, y no tenemos escapatoria: dolor, muertes absurdas (ya van dos jóvenes que murieron en lo que va del año), droga, violencia... y los que quisimos progresar, en el medio. Sí, señores políticos, en ese barrio vive gente que quiere paz, que quiere vivir sin violencia y también tenemos nuestros derechos y votamos. Ojalá los vecinos de buena voluntad triunfemos ante tanto dolor y muertes absurdas.

Liliana Eva Bulacio
Lavaisse 3.389 Barrio ATE
San Miguel de Tucumán


La reelección presidencial
De acuerdo con el lector Oscar Beltrán (carta 14/10), de que algunas personas que concurrieron a la marchita esgrimían la consigna de la reelección, no era la mas enfática, ya que la mayoría tenia otras prioridades que consideraron más importantes para el bien común. Hay muchas cosas que debemos hacer para que nuestro país comience de una buena vez a funcionar mejor, y antes de tratar una posible improbable reelección, nos unamos y practiquemos nuestra Constitución, sin pensar en modificarla. Muchos políticos parecen haber perdido la capacidad de disimular sus intenciones reales, girando en torno a un solo fin: la reforma constitucional, para un tercer mandato o quizás una reelección indefinida, como ya se hizo y se pretende hacer en algunas provincias, aspirando a la perpetuidad en el poder. El delirio de algunos gobernantes puede destruir una sociedad al dividirla para lograr sus fines, apoyados por una procesión de adulones interesados y otros irracionales serviles. En las matemáticas también existen las restas, y en ese delirio de perpetuidad no hay nada peor que una encuesta en contra. El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, manifestó: "si quieren la reelección, que lo digan; a la Constitución habría que cumplirla antes que modificarla". No hay que buscarle más variantes al ya saturado populismo. Lo que se pedía en forma especial en la "marchita" eran prioridades que realmente hacen al bienestar de todos y todas: detener la inflación, frenar la corrupción, el autoritarismo, la impunidad, seguridad jurídica y social, educación, salud, etcétera. Hay que tener cuidado cuando escuchamos algunas voces que nos dicen que el pueblo está feliz, si esa dicha no proviene de la verdadera libertad. Al parecer el que no es parte del contingente de la "mayoría" se convierte en golpista, destituyente, oligarca, etcétera. Las "marchitas" no están en contra de nadie, no se están cavando trincheras, pues ya nos sobran conflictos y sangre derramada; logremos la igualdad social y que a nadie se le ocurra nuevamente dividirnos. Debemos, sin renunciar a nuestra libertad de expresión, manifestarnos en forma educada, sin exabruptos ni ofensas hacia nadie, sin banderías políticas, rechazando la censura, la mentira y la intimidación. El fanatismo y la ignorancia son malos consejeros, al defender con tenacidad desmedida, dejándose influenciar ciegamente por ideologías. Me permito realizar una pregunta: si el apoyo al gobierno sigue intacto y no están preocupados, ¿por qué van a adoctrinar a los colegios secundarios queriéndolos convencer de que su verdad es la única verdad?

Pablo José Giunta
[email protected]

Se robaron los árboles en Simoca
El municipio de Simoca viene realizando, sin alardes, en forma progresiva, una interesante tarea de forestación en el sector urbano, procurando completar el arbolado con sentido ornamental; en las zonas circundantes es la intención formar cortinas vegetales y desarrollar un nuevo paisaje verde; reconociendo los beneficios de la cobertura vegetal y, haciendo honor al renombre de "Cuna de tradición", se da prioridad a las especies características del medio local (ceibos, tarcos, lapachos etcétera). El proyecto contempla distintas etapas, desde la implantación, cuidado y desarrollo de los árboles; tiene también la particularidad de sumar a la tarea a los vecinos. Sin embargo, hay detractores que dañan o sustraen las plantaciones; recientemente, en una noche se robaron más de cincuenta ejemplares arraigados y con total posibilidad de crecimiento. El perjuicio económico no es significativo, se trata de sauces que se consiguen fácilmente. Lo lamentable es que dañan el entusiasmo, el esfuerzo de directivos y empleados municipales, hombres y mujeres que por su trabajo, algunos, perciben un subsidio que no cubre el salario mínimo. En respuesta, hay una decisión tomada, por cada árbol dañado se plantarán otros cientos, tal vez miles. A los vándalos que atentan contra la propiedad pública, niegan a la ciudad la posibilidad de organizarse y crecer, a los que esperan la sombra de la noche para actuar: dénse una oportunidad, no se dañen así mismos; si tienen algo que decir, que protestar, si hay algo que les incomoda, acérquense la Municipalidad, hablen, sin duda alguna que serán escuchados; si no tienen confianza, conversen con un amigo, busquen la solución o por lo menos la comprensión de sus problemas .

Luis Alberto Córdoba
Paso de los Sulkys 88
Simoca-Tucumán

Ciudad "discapacitante"
Hemos leído en las últimas cartas varias protestas de los vecinos acerca de las barreras físicas o arquitectónicas. Ya sea: bares que colocan sus mesas en los espacios destinados a circulación, rampas mal construidas, equipamiento urbano mal colocado, veredas destruidas… y un sinfín de motivos por los cuales nuestra ciudad es "discapacitante". ¿Cuál debiera ser entonces la actitud a tomar? ¿Tal vez dirigirse a las autoridades del municipio y exigir que se controle todo lo referido a la seguridad del ciudadano al circular diariamente por la ciudad? Les recordamos que la Provincia se encuentra adherida al a la Ley nacional 24.314 que en sus art. 20, 21 y 22 plantea la eliminación de barreras arquitectónicas en los ámbitos públicos, privados de uso público, urbano y de transporte. A esta se suman leyes provinciales, decretos y ordenanzas municipales. Evidentemente el sentido común en los profesionales del diseño y la construcción les ha jugado una mala pasada. La ciudad es un ámbito para todos, y así sería si se aplicaran correctamente las especificaciones técnicas de la ley, y además se lograría un ordenamiento urbano que tanto necesita nuestra ciudad.

Josefina Ocampo de Guchea
Graciela Rotella de Bauque
[email protected]

Emergencias
E
l fallecimiento de una persona en la vía pública esperando ser atendida en el banco para cobrar su jubilación, quizás pone al descubierto la falta de prevención para la gente mayor, cuando deben esperar horas parados desde temprano, para ser atendidos. En toda la zona del centro debería haber algún lugar para una ambulancia del Siprosa o contratada por el banco, para socorrer a cualquier persona; en la emergencia está que se salve la persona. Policías hay en todos los bancos, pero parece que ninguno atina a pedir ayuda. En el centro de pago de calle Crisóstomo Alvarez debería estar la ambulancia desde las 7 por lo menos; hay mucha gente que va a cobrar desde muy temprano, algunos sin desayunar, que vienen de otros lados y muchos de avanzada edad; se suman mujeres que, cargando hijos, están también desde temprano formando filas para cobrar algún plancito. La ambulancia se estaciona como a las 8 en medio de vendedores ambulantes que estorban ocupando las veredas y parte de la calzada. Un sanatorio y otros locales permiten que los vendedores ocupen el 90% de la vereda; se suma a ello la entrada y la salida de vehículos a un estacionamiento vehicular. La Municipalidad descansa. El banco permite que la gente se aglomere a las entradas obstaculizando el tránsito peatonal por la vereda. Una desorganización total y una permisividad ilícita igual. Nos organicemos en la emergencia para no lamentarnos después, como fue el caso el señor fallecido.

Rubén Reinoso
[email protected] 

Privilegios del mercado de taxis
Al parecer hay mercados laborales sólo abiertos para determinados privilegiados, en los que en ningún caso se busca aumentar la calidad de los servicios, generar la accesibilidad a mayor cantidad de usuarios bajando los precios, mejorar la atención con cordialidad y respeto, etcétera. El caso de la lucha de los taxistas es ya patético, con enormes intereses políticos y económicos por izquierda. Se trata de impedir a toda costa y con argumentos pseudolegales que nuevos prestadores ingresen a ese privilegiado mercado laboral. Todos dicen perder dinero. ¿Es posible aceptar que más de 8.000 personas (dueños o peones) pierdan dinero, tiempo y esfuerzos en una actividad que sólo daría pérdidas? Eso sí, mejorar los taxis, calefacción en invierno, refrigeración en verano, limpieza, choferes educados y que no fumen, decorosamente vestidos, capaces de dar información adecuada a turistas, etcétera, ni hablar.

Federico Vázquez
[email protected]

Estacionamiento en la vereda
Los vecinos de Congreso al 800 venimos soportando desde hace largo tiempo que los viernes a partir de la 1.30 de la mañana la calle, del lado izquierdo, derecho y veredas, se transforme en estacionamiento del salón de fiestas ubicado en Congreso y avenida Roca. Y como si fuera poco, hay personas con chalecos naranja que cobran el estacionamiento, lucrando con estas infracciones. Ante un problema se salud de un familiar tuve que sacar mi vehículo del garage, con la sorpresa de que estaba obstruido por un auto; le pregunté a la persona que cuidaba y me dijo que era imposible moverlo ya que se encontraba con cambio; tuvimos que buscar un taxi. Ya se realizaron las denuncias pertinentes a Policía Vial, de Tránsito, Vía pública y Defensoría del Pueblo; nos contestaron que no se realizan controles después de las 12 de la noche. ¿Quién protege al ciudadano? ¿Qué hacemos ante una emergencia? ¿Tengo que pasarlo por arriba al vehículo estacionado en mi vereda? A lo mejor estas personas creen que viven en Londres, donde está permitido estacionar del lado izquierdo.

María Cristina Lizondo
[email protected]

Comentarios