Cartas de lectores

07 Sep 2012

MANUEL BELGRANO

LA GACETA de ayer publicó la noticia de que el 24 de septiembre ha sido declarado feriado nacional. También publicó palabras de la senadora por Tucumán, Beatriz Rojkés de Alperovich, quien hace un muy justo reconocimiento de la personalidad del general Manuel Belgrano, aunque comete dos errores históricos que, con todo respeto, me permito señalar: Belgrano no fue partícipe de la Revolución Francesa; cuando esta se produjo era un adolescente abocado a sus estudios universitarios en Salamanca, Madrid y Valladolid. Cuando en 1812 se quedó en Tucumán a enfrentar al ejército realista con el apoyo del pueblo tucumano, desobedeciendo órdenes del Triunvirato de retroceder hasta Córdoba, no lo hizo siendo un joven insolente y desobediente sino como un hombre maduro, de 42 años, experimentado y reconocido por la prudencia de sus procederes, que reaccionó reflexivamente ante una orden que consideró política y militarmente desacertada. El triunfo trascendental que obtuvo el día 24 de septiembre demostró el acierto de esa bien pensada decisión.

Teresa Piossek Prebisch
[email protected]


HOMBRES PÚBLICOS

La carta de María Teresa Dato de Sollazzi (4/9) me lleva a una profunda reflexión. Ella manifiesta que los familiares de hombres públicos se ven expuestos a duras agresiones ante desgracias familiares. Comparto absolutamente en lo que se refiere a que muchos foristas se exceden, haciendo brutales comentarios ante el inmenso dolor que significa la pérdida o enfermedad de un ser querido. No puedo, sin embargo, dejar de pensar, sin justificar esa acción, en el porqué de esta actitud de muchos ciudadanos. Tal como lo manifiesta Sollazi, este tipo de conductas se las observa cuando de un servidor público se trata, pero mi reflexión o análisis no es por ningún caso en particular, sino en general. Considero que muchos políticos no están bien vistos por la sociedad, no todos, pero lamentablemente una gran mayoría. Hoy vemos con dolor e impotencia, actitudes mezquinas, maliciosas, engañosas, inescrupulosas. Vemos que muchos no vacilan en usar su poder en beneficio propio, de familiares y amigos, dejando al pueblo que los elige para cumplir con sagrados mandatos, librados a la buena de Dios. No debemos olvidar que la corrupción somete, margina y condena a una vida triste y sin futuro lo que sin dudas, provoca sentimientos tóxicos, como la frustración y el resentimiento. Es aberrante manifestar alegría por una desgracia ajena, acciones que dejan literalmente sin palabras, pero creo que de allí proviene. Considero que actitudes como las mencionadas, de uno y otro lado, nos colocan en un lugar de inmensa bajeza como seres humanos. Tanto hombres públicos como ciudadanos comunes cosecharemos, sin lugar a dudas, lo que sembramos.

Noemí Barrenechea
[email protected]


LA DEFORESTACIÓN

La sociedad, con el recuerdo aún fresco por el repudiable episodio público protagonizado recientemente por dos legisladores, toma conocimiento ahora de que otro legislador fue sancionado por la Cámara con un apercibimiento por su escasa asistencia a las sesiones y por una multa que le fue aplicada por violar la Ley de Suelos, a raíz de una deforestación que efectuó en Arcadia, violando la normativa vigente. Con su acción, deja sin representación a quienes en él confiaron su voto, burlando, por lo tanto, su voluntad; y contribuye a incrementar los continuos vejámenes ambientales a los que es sometido nuestro planeta (contaminación de agua, aire y suelo por parte de la minería a cielo abierto y el uso indiscriminado del Glifosato). Infiero que el legislador, por su proceder con tan indignante tala ilegal, ni remotamente tuvo conocimiento de la realización de la Cumbre de la Tierra Río+20, de junio pasado. Una de sus premisas fue "sentar las bases de un mundo de prosperidad, paz y sustentabilidad", buscando el consenso y los medios para menguar, o al menos intentarlo, los múltiples atentados que debe soportar la naturaleza, con consecuencias que se pronostican catastróficas: incremento del efecto invernadero, derretimiento acelerado de glaciares, extinción de distintas especies, recrudecimiento de enfermedades aparentemente erradicadas, de no proceder de lo contrario. A esta Cumbre asistió uno de sus pares, en representación de la Legislatura a la que pertenece. Pareciera que algunos, con estas actitudes, no toman cabal dimensión de la responsabilidad del cargo que desempeñan, lo que va minando, hasta el hartazgo, la tolerancia de una ciudadanía que se pregunta, como Cicerón: "¿Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia?"

Ramón Alfredo Maldones
[email protected]


LA DEMOCRACIA

Me gusta la frase que dice "los males de la democracia se curan con más democracia". Y se me ocurrió, para mejorar la democracia, que se podría seleccionar los cargos electivos por sorteo entre todos los ciudadanos empadronados. Si se hiciera en forma paulatina y escalonada, de manera de que nunca se produjeran cambios bruscos, me parece que podría funcionar muy bien. Y los partidos políticos podrían acometer su función principal que es la formación política de los ciudadanos. Tengo muchos argumentos que a mi modesto parecer fundamentan esta idea, pero no tengo los méritos necesarios para expresarlos. Sí, tengo la esperanza de que lectores más habilitados puedan decir si tiene algún sentido considerar esta idea o no.

Manuel Paris
[email protected]


EL PAMI

Quiero compartir la opinión de Gloria María del Valle Chaves (carta del 4/9). Se me hace necesario aclarar que para mí, el PAMI es una de las mejores obras sociales que existen. Me jubilé como consecuencia de padecer algunos males ya crónicos (diabetes insulino-dependiente, hipertensión, EPOC), que sumados a otros antecedentes, dieron un porcentaje de incapacidad tal que permitieron otorgar el citado derecho. En diciembre pasado, me diagnosticaron cáncer de próstata. Comencé en mayo un tratamiento denominado "bloqueo hormonal", con la total provisión de las drogas muy caras en forma gratuita por parte del PAMI. En ese mismo mes se solicitó la autorización correspondiente en la delegación local del PAMI. El 14 de agosto, casi cuatro meses después, se emitió una disposición por que se autoriza Radio Terapia Tridimensional Conformada. La única razón por la cual se tomó esta decisión es por que este sistema "se encuentra incluido en la cápita". Lo curioso es que, a lo largo de toda la disposición, no existe rechazo ni fundamentación alguna contraria a la solicitud del médico tratante. Quiero decir que no estoy dispuesto a aceptar que me hagan un tratamiento distinto al recomendado y que ya se ha presentado el correspondiente pedido de reconsideración, haciendo reserva de poder plantear todos los recursos legales y jurídicos a que hubiera lugar. Estimo que mi caso, como el de la lectora Chaves, no tienen nada que ver con las prestaciones y servicios que brinda el PAMI. Creo que hay un exceso de celo de funcionarios que deciden priorizar cuestiones economicistas por sobre la salud y el bienestar de aquellos que tratamos de sobrevivir nuestros últimos momentos de la mejor manera posible, a pesar de la desconsideración de estos personajes que no defienden, con sus actitudes, ni a su empleadora ni a los afiliados.

Jorge Raúl Laskowski
[email protected]


INSEGURIDAD

Soy un vecino como muchos que sufre la inseguridad en carne propia. En la calle Estados Unidos al 200, nos robaron en el transcurso de este año más de 20 veces: automotores, motocicletas. Estamos cansados de sufrir la visita de los delincuentes. El gobierno no nos dio respuesta a los reclamos que hicimos en su oportunidad; las cámaras de seguridad no están colocadas en nuestra calle, sólo cubren la avenida Soldati. Hace dos semanas un profesional estacionó cerca de la zona un automóvil que desapareció por completo. Nos sentimos totalmente desamparados. Algunos vecinos tuvieron que comprar armas. Ante esta situación constante no bajamos los brazos y vamos a acudir al sistema de alarmas denominado " Tucumán Alerta", que trabaja el legislador Gerónimo Vargas Aignasse, a quien sinceramente no votamos y quien nunca vino por esta zona, pero no nos queda otra. No nos importan las internas que pudieren existir entre este legislador y el Gobierno, sólo queremos vivir tranquilos. Este sistema, según vecinos del Barrio Piedrabuena, si bien no termina con la inseguridad, aporta muchísimo. Para nosotros, simples ciudadanos que pagamos nuestros impuestos para tener entre otras cosas seguridad, no nos interesa quién es el inventor de este sistema de alarmas, sólo queremos que lo instalen cuanto antes.

Raúl Roque Ramos
Estados Unidos 237
San Miguel de Tucumán


SAN PEDRO DE COLALAO

San Pedro de Colalao, otrora un lugar de ensueño para quienes nos visitaban, desde hace varios años se encuentra en una situación de abandono lamentable. A la falta de iluminación, al estado desastroso de sus calles, a la basura que nos "tapa", sobre todo en la época estival, en definitiva, a un Estado ausente, se suma la falta de riego de nuestra villa. Vivimos también "tapados" de tierra y nuestros reclamos siempre son infructuosos. El delegado comunal brilla por su ausencia, por lo que es imposible hablar con él. La desidia y la inacción marcan el total desinterés por nuestra calidad de vida. El sentimiento de pertenencia a esta tierra es lo que nos ilusiona a pretender un presente y un futuro dignos para nuestro pueblo, cosa que no ocurre con el jefe de la comuna; él es de Trancas, allí tiene su casa, su familia y sus intereses comerciales. Pero él decidió hacer política aquí (cambiando su domicilio de manera formal, no real). Por lo tanto, los verdaderos habitantes de San Pedro de Colalao, especialmente los vecinos de Barrio Belgrano, le pedimos que cumpla con lo que prometió en su campaña o por lo menos que nos dé, aunque más no sea, mínimas respuestas a nuestros requerimientos de los servicios elementales que la comuna debe brindar, como es el riego de las calles. Nuestro barrio es el más afectado por las nubes de polvo que producen los vehículos cuando pasan, sobre todo en los fines de semana cuando hay más afluencia de gente. Los colaleños nos merecemos más que los patéticos bolsones que cada cuatro años, y antes de una elección, ¿nos regalan?

Francisco Centurión
Pasaje Ave María sin número
Barrio Belgrano
San Pedro de Colalao-Tucumán


Comentarios