Robó en un departamento y se fue en taxi a su casa, pero lo filmó una cámara y lo atraparon

Una mujer volvió de trabajar y se dio con la ingrata noticia de que habían roto una ventana para entrar a su vivienda del cuarto piso. El ladrón salió con los objetos robados y fue visto por los vecinos. El detenido tiene 37 años y ya había estado en la cárcel

30 Ago 2012
Nadie sabe cómo logró ingresar al edificio. Pero una vez en el interior, subió hasta el cuarto piso y rompió la ventana de uno de los departamentos que da hacia un patio interno, y se llevó varios electrodomésticos livianos, una bicicleta y prendas de vestir. Sin embargo, el ladrón fue atrapado ayer, en el barrio El Palomar, de la ciudad de Banda del Río Salí.

El robo había ocurrido el martes a la hora de la siesta en un departamento ubicado en la calle Entre Ríos al 200. Cuando María Fernanda Valdez, de 30 años, retornó a su hogar, observó que le habían roto la ventana y que se llevaron un televisor LCD de 32 pulgadas, una notebook, una bicicleta blanca y varias prendas de vestir, entre otros elementos de su vivienda. Tras conocerse el hecho, varios testigos le habían contado a la víctima que habían visto a un hombre salir con esos objetos del edificio. Dijeron que salió a la calle con todos los artefactos y que había tomado un taxi en la puerta del edificio.

La licencia y el móvil

Las cámaras de seguridad de un negocio ubicado frente al edificio le sirvieron a los policías de la sección Robos y Hurtos de la Dirección General de Investigaciones, a cargo del comisario Miguel Luna y del subcomisario Víctor Juárez, para registrar el número de licencia y la marca del automóvil.

Unas horas después, durante la etapa de investigación, el taxista fue hallado en el microcentro en su vehículo. Cuando lo interrogaron, confirmó que había realizado un viaje desde Entre Ríos al 200 hasta El Palomar, y que el pasajero cargaba con varios electrodomésticos y una bicicleta.

Cuando los investigadores se encontraban recorriendo la zona indicada por el chofer del taxi, observaron a un hombre que salía de un matorral, con una bicicleta blanca. Los policías le preguntaron cómo había obtenido el rodado, y el sospechoso contestó con evasivas.

Un rastrillaje por la zona permitió encontrar en un basural varios de los elementos robados, como el microondas, el televisor y una valija. Un grupo de vecinos rodeó a los policías y trató de impedir la aprehensión, y cuando las piedras comenzaron a llover sobre los patrulleros, el comisario Luna decidió trasladar el operativo a la base de la dependencia policial.

El aprehendido tiene 37 y, según informó una fuente policial, tiene antecedentes por robo agravado, y habría cumplido una sentencia en el penal de Villa Urquiza por un homicidio. El procedimiento fue supervisado por el jefe y subjefe de la Dirección General de Investigaciones, José Luis Salas y Humberto Ruezga.

Comentarios