Las madres de adictos rechazan el proyecto

09 Jun 2012
Las Madres de la Esperanza y las Madres del Pañuelo Negro de Tucumán participaron del debate por la despenalización del consumo de drogas, que se realizó en la Cámara de Diputados esta semana. Las mujeres le pidieron a los parlamentarios que no aprobaran la reforma de la ley.

"Con la despenalización van a terminar de asesinar a nuestros hijos", apuntó Dora Ibáñez, una mamá que viajó para contar su historia ante los diputados. Dora, vecina de la Costanera, perdió un hijo que era adicto al paco. "Los barrios pobres como el mío no van a tener políticos, ni astros de fútbol, ni grandes dirigentes, porque todos nuestros jóvenes se están muriendo por la droga, o se están quemando el cerebro", expresó.

En Tucumán, un grupo de madres realizó una marcha frente a Casa de Gobierno en contra de la despenalización. "La droga avanza sin frenos entre los chicos y jóvenes. Con esta nueva ley va a ser mucho más difícil encarcelar a los transas que venden sustancias al menudeo porque dirán que es para el consumo de ellos", señaló Elsa Juárez, una de las mamás.

Desde el grupo "Madres unidas por la vida", Asunción Lecovich sostuvo que la despenalización no empeorará o mejorará la situación. "Hay cosas más importantes. Este es un problema social gravísimo que se debe atacar desde varios frentes. No se hace nada para ayudar a los adictos que se recuperan para que no recaigan", señaló.

A nivel nacional, más de 20 agrupaciones de madres de adictos le pidieron a la Presidencia que no permita la despenalización. "Estamos convencidos de que una pronta aprobación de esta ley, provocará un daño irreparable a nuestra sociedad, en especial a la población más vulnerable, que es la que menos factores de protección tiene", señalaron en una carta.

Comentarios