Alperovichistas, en contra de crear la Policía Municipal

Aseguran que la idea del amayista Alfaro choca con la Constitución. Comentan, por lo bajo, que el proyecto del ex diputado nacional es una crítica solapada a la política de seguridad de Alperovich

26 May 2012
1

Afirman abiertamente que el proyecto de creación de una Policía Municipal no será viable porque choca de frente con lo que prescribe la propia Constitución Nacional: legislar en materia de seguridad y administrar los recursos de la fuerza pública es competencia, pura y exclusiva, de los estados provinciales y no de las municipalidades. En este contexto, los concejales alperovichistas salieron al cruce de la iniciativa que presentó su par amayista, Germán Alfaro.

Por lo bajo, los acólitos de la Casa de Gobierno especulan con que el proyecto del ex diputado nacional es una "bomba de humo" y que tiene un sólo fin: "mojarle la oreja" al alperovichismo y enviarle un tiro por elevación a la cuestionada política de seguridad. Además, están convencidos de que el propio intendente, Domingo Amaya, no comulga del todo con la iniciativa de su principal escudero político.

El presidente del Concejo Deliberante, Ramón Santiago Cano, reforzó la idea de que la política de seguridad "debe seguir siendo manejada por el Gobierno". "No creo que sea prudente crear una fuerza que compita con los agentes de Tránsito y de la Dipsa, ya que según tengo entendido, el proyecto de Alfaro prevé que los policías no porten armas de fuego", opinó Cano. "Por el momento, no veo que sea viable", agregó.

Si bien no comparte el alcance del proyecto, el titular del bloque oficialista, Esteban Dumit, fue más conciliador a la hora de opinar. "No me interioricé plenamente, pero creo que hay que analizarlo bien al proyecto. A priori puedo inferir que es un tema que no le compete a la Municipalidad. Habría que preguntarle al autor del proyecto qué fue lo que lo motivó a presentarlo", expresó Dumit.

Para el alperovichista Javier Morof, la iniciativa no es viable "por una cuestión de competencia". "La ciudad de Buenos Aires es autónoma y allí sí es factible", comparó. El edil consideró, además, que por los tiempos que se avecinan, el Gobierno provincial tiene otras prioridades. "Al Estado provincial le preocupa cómo hacer para pagar los sueldos al día y seguir realizando obras. Poner en marcha una policía municipal significaría un gasto extra que la Provincia tendría que afrontar", fundamentó el ex bussista. "Años atrás había concejales que se decían amayistas y querían desligarse de la educación municipal, querían que la Provincia se haga cargo, y ahora pretenden quitarle funciones al Gobierno", ironizó Morof.

Otro concejal que, cada vez que puede, reafirma su estirpe amayista confió estar en contra del proyecto de Alfaro. Es el caso de Christian Rodríguez, quien admitió que si existiese la decisión política de implementar la Policía Municipal, debería emanar del propio intendente. "El resorte de la seguridad lo tiene el Gobierno provincial. Ahora bien, si se estudia implementar esa nueva institución, creo que debería nacer del propio Amaya y no de un concejal. No obstante, hay que seguir analizando el tema", concluyó Rodríguez.

Comentarios