Las esquinas donde chocan la euforia de los hinchas y la resignación de los vecinos

Cada vez que juega Atlético Tucumán en su estadio, la zona se convierte en la más insegura de la ciudad. Los vecinos padecen las consecuencias de las peleas entre los hinchas que consumen alcohol y drogas a la vista de todos, antes durante y después del fútbol. Los robos a los transeúentes, especialmente las mujeres, son moneda corriente

06 May 2012

Algunos hablan de violencia en el fútbol, pero en cierta forma los incidentes ocurridos el viernes a la noche en los alrededores del estadio de Atlético Tucumán traspasan las fronteras del deporte.

Las quejas de quienes viven en las inmediaciones del estadio decano se multiplican a cada paso en toda la zona.

A simple vista, parece que ningún vecino consiguió zafar de los robos y arrebatos. Las más temidas y señaladas son las motos, que se apropiaron de la tranquilidad de los usuarios de colectivos, quienes esperan temerosos en las paradas. "La zona, de por sí, es insegura", sostienen los vecinos. Pero todos coinciden en que el peligro se hace mayor cuando se juega algún partido en el estadio decano. Esos días, hombres y mujeres optan por cerrar las puertas de sus casas con llave y no salir ni por un instante.

De tomar el ómnibus, ni hablar. Como el tránsito se restringe en los alrededores de la cancha desde temprano, es necesario caminar dos o tres cuadras más para alcanzar el desvío de los colectivos. Y en ese trayecto los arrebatadores aprovechan para atacar.

Hace algunos meses se instalaron dos cámaras de seguridad: una en Chile y 25 de Mayo y otra en Laprida y Bolivia. Sin embargo, los robos no se redujeron. "Esa cámara no sirve, hace un mes me asaltaron y en la Policía me dijeron que es rotatoria y que justo en ese momento estaba tomando para el otro lado", se quejó ayer Belén Corbalán.

La mujer tiene una despensa frente a la cancha, en la esquina de Chile y 25 de Mayo. Debajo de la cámara, tres individuos ingresaron armados, le sacaron toda la plata y luego se dieron a la fuga en un taxi. "Al auto lo identificaron porque un vecino anotó la patente, pero la cámara no sirvió de nada", señaló.

1- 25 de Mayo y Chile

Hay una cámara, pero igual roban. Los arrebatos son moneda corriente. Los vecinos evitan circular por aquí los días en que hay partidos, ya que los hinchas salen en barra por esa esquina.

2- Bolivia y 25 de Mayo

Hay dos paradas de colectivos (líneas 12 y 5) donde se producen arrebatos. Cuando hay partidos se restringe el tránsito y, los vecinos deben caminar dos o tres cuadras más, lo que es más peligroso.

3- Bolivia y Laprida

Hay una cámara. En esta zona no hay muchos arrebatos ni robos porque cuando salen de la cancha, muy pocos van por esa arteria. Pero los vecinos se encierran con llave los días en que hay fútbol.

4- Italia y 25 de Mayo

Es la zona más peligrosa. Hay un drugstore por Italia y otro por 25 de Mayo. En esa esquina se concentra el grueso de la barra. El alcohol y la droga se consumen impunemente antes y después de cada partido.

Comentarios