Se llevaron hasta la alcancía de una nena

Pánico de una familia al norte de la ciudad

24 Abr 2012
Con una patada, los dos hombres abrieron la puerta. Lo único que recuerdan los habitantes de la casa ubicada en el pasaje Monserrat al 1.900 es que les apuntaban con armas a sus cabezas. Bajo amenazas, los ladrones los obligaron a sentarse en un sillón, mientras revisaban la vivienda.

De un dormitorio sacaron un teléfono celular y $ 70, golpeando con la culata de un arma al adolescente que dormía allí. También tomaron una alcancía de la hija de nueve años del matrimonio. Cuando parecía que iban a marcharse, uno de los delincuentes amenazó con violar a la menor, y le bajó los pantalones. El padre de la niña se interpuso, y lo golpearon salvajemente. Los gritos ya habían alertado a los vecinos, que a las pedradas espantaron a los ladrones.

El hecho ocurrió ayer a las 0.30. Más tarde, a las 9.30, un llamado telefónico a la seccional 6ª daba cuenta de un hombre que caminaba esgrimiendo dos armas de fuego por el pasaje Alejandro Heredia al 1.700. Policías a cargo de los comisarios Héctor Vera y Antonio Quinteros redujeron al hombre, que tenía una pistola calibre 11.25 y un revolver calibre 38. Según la investigación sería uno de los autores del ataque a la familia del pasaje Monserrat. La fiscala Adriana Reinoso Cuello lo acusó de robo agravado, amenaza de muerte y portación ilegal de armas de fuego.

Comentarios