España no logró en Washington los respaldos que esperaba

El ministro ibérico de Economía insiste en el derecho de su país a sancionar a la Argentina. El G20 matizó las declaraciones de Luis de Guindos.

21 Abr 2012
1

CUMBRE. Los ministros de Economía de 20 de los países más poderosos dle mundo terminan hoy su reunión. AFP

WASHINGTON, Estados Unidos.- El ministro español de Economía, Luis de Guindos, reiteró hoy en Washington que Madrid se reserva el derecho a ejercer una presión "absolutamente legítima" en organismos multilaterales contra Argentina por la expropiación del 51 % de las acciones de la petrolera YPF, que era controlada por Repsol.

"No quiero entrar en medidas concretas y específicas", dijo De Guindos en rueda de prensa al término de la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

"Como ya ha resaltado el gobierno, se van a tomar todo tipo de medidas desde el punto de vista legal, de lo que son las instituciones multilaterales, para ejercer una presión absolutamente legítima", se limitó a señalar al respecto.

Hasta el momento, España ha buscado apoyos en Europa y Estados Unidos, además de en algunos países latinoamericanos, frente a la expropiación de YPF, si bien la única medida concreta anunciada hasta la fecha es la de limitar la entrada de biodiésel argentino al país.

De Guindos culmina hoy su visita a Washington sin haber celebrado ningún encuentro -más allá de las coincidencias en el marco de las reuniones del G20 y el FMI- específico con su par argentino, Hernán Lorenzini, pese a que el tema de YPF enfrenta desde el lunes duramente a ambos gobiernos.

Durante su estancia en Washington, De Guindos pudo escuchar de algunos miembros tanto del FMI como del Banco Mundial, entre ellos de su presidente saliente, Robert Zoellick, palabras de apoyo a la posición española por la expropiación de YPF, que el jefe del BM de hecho llegó a calificar públicamente de "error".

Sin embargo, la víspera José Antonio Meade, ministro de Economía de México y por tanto presidente de turno del G20, vino a matizar las aseveraciones acerca del respaldo que De Guindos había afirmado recibió del organismo al declarar que ese foro no trata "disputas específicas o cuestiones bilaterales".

De Guindos había sostenido que una condena al proteccionismo en el comunicado final del G20 el viernes iba dirigido contra Argentina, cuestión que Lorenzini descartó rotundamente poco después, calificándolo de una "interpretación" del ministro español.

"No recuerdo un comunicado del G20 que no hable sobre el proteccionismo, con lo cual la interpretación no me parece la adecuada", sostuvo el argentino.

Pese a ello, De Guindos insistió hoy en su postura y negó estar decepcionado por las reacciones de las últimas horas.

"En absoluto, creo que las frases que se recogen en el comunicado hablan por sí mismas", dijo al respecto. "El tema (de la expropiación) lo planteó el gobierno español y se ha recogido en el comunicado con una frase al respecto", agregó. (DPA)

Comentarios