Detuvieron a una banda que ocultaba un arsenal en la casa

La Policía incautó ametralladoras de grueso calibre y logró aprehender a diez personas. El allanamiento se hizo en el barrio Experimental II. Al llegar la Policía, se resistieron a balazos y algunos intentaron huir

05 Abr 2012
1

PELIGRO. Entre las armas había un fusil con mira telescópica; todas pueden perforar un chaleco antibalas. LA GACETA / FOTO DE ANALíA JARAMILLO

Todavía no se sabe cuál era el golpe que planeaban dar, pero tenían armas que se utilizan para asaltar transportes de caudales. Según la Policía, los 10 sospechosos detenidos el martes durante un allanamiento en el barrio Experimental II, en El Colmenar, formaban parte de una organización delictiva. Incluso dos imputados ya estuvieron presos por integrar la conocida "Banda de La Gruta".

La Fiscalía IV quedó a cargo de la investigación de la causa y, aunque todavía no se determinó el origen del armamento, se sabe que no se comercializa en el mercado formal. "Es posible que estas armas hayan sido compradas en Buenos Aires. Y aunque en Tucumán no es usual secuestrar este tipo de armamento, hay villas bonaerenses en donde se las vende en el mercado negro", detalló Miguel Luna, jefe de la división Robos y Hurtos.

Entre las armas secuestradas había un fusil con mira telescópica, ametralladoras con alto poder de impacto y un revólver calibre 44. "Este tipo de armamento se utiliza para realizar ataques a larga distancia y para enfrentamientos cuerpo a cuerpo", agregó Luna. Por sus características, estas armas se consideran equipamiento de guerra.

A la hora de merendar

El Juzgado de la IIIª Nominación le había ordenado a la Policía hacer un allanamiento por un robo cometido el 24 de marzo. Por esto, un equipo comandado por el comisario Víctor Juárez llegó a las 18.20 hasta el acceso principal del barrio Experimental II, ubicado a unos 150 metros de la ruta 305.

En ese lugar, se pensaba que podían conseguir pruebas útiles para la causa. Pero, a cambio de eso, los uniformados sorprendieron a la banda. El recibimiento no fue ameno. Antes de que pudieran ingresar a la vivienda, los sospechosos dispararon contra la Policía y se produjo un tiroteo.

Según el informe oficial, cuatro hombres fueron detenidos en el primer avance de las autoridades. El resto de la banda se fugó cubriendo a tiros su escape. En esa fuga, tres de los sospechosos saltaron una tapia y se metieron a una casa. Allí tomaron como rehenes a un matrimonio con sus hijos. Sin embargo, cuando los policías los enfrentaron optaron por entregarse.

Hasta ese momento, eran siete los detenidos. Pero "Oxilon" y "Loquillo" habían caído al intentar huir en una camioneta. Ahora eran nueve. Sólo faltaba uno. Oculto entre los pastizales, Mauro Pellegrino esperaba evadirse. Cuando lo descubrieron, disparó el Magnum calibre 44 que tenía. La Policía respondió y dos balas lo alcanzaron a la altura de las piernas. Luego, herido, se entregó. Al pasar el tiroteo, los uniformados documentaron el procedimiento. Recién ahí se percataron que sobre la mesa de la vivienda había un bollo. Al parecer, habían interrumpido la merienda.

Comentarios