tema libre

1982, Malvinas en Tucumán

Compartir
Guillermo Monti
LA GACETA

En nuestro Tema Libre de ayer, Facundo Pereyra recordaba su niñez en plena guerra de Malvinas, cuando -en familia- se escondían bajo la cama con velas y latas de conserva. Él vivía en La Plata, muy cerca de un gran regimiento, considerado el potencial blanco de una incursión inglesa al continente. El recuerdo de Facundo es del miedo.

Para mí, Malvinas es mi papá intentando sintonizar radio Colonia, en plena madrugada, para pescar alguna noticia real de esa guerra. Pero Malvinas también era el Mundial de fútbol y la tapa de "El Gráfico" con el logo de la revista en celeste y blanco. Malvinas es también un flash de la memoria: Silvia Rolandi anunciando en Canal 10 el hundimiento del Sheffield. Malvinas, para los niños tucumanos de 1982, era un relato que decodificábamos de a poco. Sin el miedo de Facundo, pero con desconfianza.

30 años después, Facundo y yo sentimos una obligación: que nuestros hijos sepan todo sobre esa guerra. El dolor, el miedo, la insensatez. Y también el heroísmo, que lo hubo. De Malvinas hay que hablar, porque si no aprendemos de los errores no habrá servido para nada.

Más como esto