Hallaron a una bebé muerta y detuvieron a una joven pareja

Estupor de los vecinos en el barrio Juan XXIII.

25 Feb 2012
Alrededor de las 8, la Policía recibió ayer una llamada telefónica. Entre llantos y gritos, una mujer decía que en su casa del barrio Juan XXIII una bebé estaba sin vida. Al llegar a la vivienda, ubicada en Pasaje Corzo al 1900, en la zona conocida como "La Bombilla", los policías hallaron a una nena de tres meses, recostada en una cama matrimonial que, a simple vista, no mostraba signos vitales.

El suboficial ayudante Pablo Ruiz y el cabo Fabián Núñez tomaron inmediata intervención del caso. En ese instante, procedieron a acordonar el lugar y se comunicaron rápidamente con la Dirección de Medicina Legal a los fines de solicitar la presencia del médico de policía.

La casa estaba repleta de curiosos, que fueron desalojados, mientras una pareja estaba a unos metros de la cama, en agónico e incontenible llanto. Al ser consultada, la mujer dijo que, alrededor de las 7.30, le llamó la atención que la bebé no había llorado para tomar el biberón con leche y que, al intentar darle el pecho, se dio con que su hija no respiraba y estaba muy fría.

María Alejandra Cabeza, de 19 años, y Pedro Maximiliano Yaradi, de 21 años, explicaron que la nena se llamaba Yuliana Shazmin Cabeza y que tenía tres meses. Los policías dieron intervención a la fiscal Marta Rivadeneira, quien dispuso que se efectuara la autopsia.

Mientras tanto, en la Seccional 6ª, los policías realizaron una inspección en el libro de registros de sumarios, donde se pudo establecer que el 5 de febrero pasado, según un parte informativo del hospital Avellaneda, la menor había ingresado a la guardia médica. En aquella ocasión, la nena presentaba varios traumatismos en el rostro, entre otras lesiones de consideración.

Los antecedentes
Los policías corroboraron la información oficial, firmada y sellada por personal médico del hospital Avellaneda, y se comunicaron con el médico forense que estaba concluyendo la autopsia al cuerpo de la bebé.

El especialista respondió que la nena habría sido estrangulada o asfixiada, lo cual implica un homicidio. Por esa razón, el comisario mayor Ramón Quinteros (Unidad Regional Capital) y el comisario Inspector, Rubén Orlando Carabajal (Jefe de la Zona II), procedieron a la aprehensión de la pareja. En ese momento, se hicieron girar las actuaciones a la División Homicidios de la Policía provincial.

La joven María Alejandra Cabeza y su pareja Pedro Maximiliano Yaradi quedaron bajo arresto en la causa caratulada "homicidio". El operativo de detención sorprendió a la mayoría de los vecinos que vieron con estupor cómo la pareja pasó de ser víctima de un duelo a culpables de un delito.
Comentarios