Una madre llevaba droga oculta en pan y comida para su hijo

En el estofado había marihuana y ansiolíticos.

12 Feb 2012
Eran las 14, pero no hacía calor, la lluvia del día anterior había dado un respiro al bajar la temperatura. Entonces ella aprovechó para preparar un estofado y llevárselo a su hijo, que está detenido.

En la alcaidía de la Brigada de Investigaciones todos esperaban en fila para pasar a ver a algún familiar. El horario de visitas comenzaba a las 15, pero antes de ingresar cada uno de ellos tenía la obligación de pasar por un exhaustivo control. La rutina era la misma de siempre, pero el jueves ocurrió algo inusual y se alteró la rutina.

La vianda

Era difícil de imaginar que la mujer de 41 años que le llevaba comida a su hijo detenido podría esconder algo más. Pero una de las integrantes del personal femenino que se encarga de las requisas lo descubrió todo.

Esta mamá, cuyas iniciales son N.E.P., no tenía nada extraño entre sus ropas ni en su cuerpo. Su ingenio la llevó a ocultar todo entre los alimentos. La vianda constaba de tres unidades de pan francés y un recipiente con estofado. Cuando la agente palpó los panes notó algo fuera de lo común. Los partió y descubrió que en el interior de cada uno de ellos se hallaba un envoltorio de aluminio, informaron fuentes policiales.

Más tarde, cuando intervino la Dirección General de Drogas Peligrosas (Digedrop) se supo que se trataba de un total de 20 cigarrillos de picadura de marihuana.

El sorpresivo hallazgo llevó a la agente a escarbar también entre el estofado. Y otra vez se topó con algo inesperado: 30 pastillas de Rivotril (droga ansiolítica) se ocultaban entre la salsa, los trozos de carne y las verduras.

Incomunicada

Los comisarios Humberto Ruezga y José Robledo, que supervisaban la requisa, interceptaron a la mujer y dieron intervención a la fiscalía 9ª. Horas después, el Juzgado Federal Nº 1 a cargo de Daniel Bejas ordenó su aprehensión.

Ahora, la mamá del joven, de 20 años, detenido desde el 3 de febrero por lesiones y portación de armas de fuego, se encuentra alojada en la Brigada Femenina. Madre e hijo están presos, pero cada uno en su propia celda.
Comentarios