Condenaron a un ex policía por robo agravado

Miguel Ángel Sánchez debe afrontar aún otros juicios, acusado de liderar una banda que asaltaba en el sur y en Termas de Río Hondo. El hombre trabajaba en la Alcaidía de Tribunales y aprovechaba su lugar para contactar con delincuentes, a quienes les ofrecía los atracos a cambio de impunidad

29 Dic 2011
Fue el primero de varios juicios que deberá enfrentar. Lo acusan de ser el líder de una banda que se dedicaba a asaltar en varias ciudades del sur de la provincia, y en Termas de Río Hondo. Y en esta primera causa que llegó a debate oral no logró salir airoso. El ex policía Miguel Ángel Sánchez fue condenado el martes a cuatro años de prisión por el robo agravado a una vivienda de Monteros el 23 de mayo de 2010.

Los jueces de la sala I de la Cámara Penal del Centro Judicial Concepción lo encontraron culpable por el asalto del que fue víctima Carla Núñez. Además, también fue condenado Gustavo Bernaola a siete años de prisión.

Sánchez deberá enfrentar el próximo año varios juicios. Su nombre trascendió en junio de 2010, cuando "El hombrecito Guchea", un conocido delincuente del sur de la provincia, declaró ante el fiscal de Instrucción Edgardo Sánchez y señaló al ex policía como el líder de una banda, integrada en su mayoría por ex presos.

Según esa "confesión", el policía, que trabajaba en la Alcaidía de los Tribunales de Tucumán, proponía los lugares y las personas a asaltar, se ocupaba de distribuir el botín y prometía que tenía garantizada la impunidad por esos atracos. Por eso, el fiscal ordenó que sea detenido, al vincularlo con el robo a un comerciante del sur.

El antecedente

El policía Sánchez ya había sido involucrado en el asalto a la sucursal de Monteros del banco Nación, en 2006. Por esa causa se había allanado su domicilio, pero no se encontraron pruebas que lo incriminaran directamente.

Luego de la detención del policía en Concepción, comenzaron aparecer pruebas que lo vinculaban con otros hechos. En Monteros, la fiscala Mónica García de Targa encontró una filmación en la que se lo veía, momentos previos a un robo, merodear frente a un videopóker. Otros miembros de la banda dijeron que el ideólogo de ese asalto fue Miguel Ángel Sánchez. Lo mismo pasó con el robo a Núñez.

Uno de los automóviles en los que se movilizaba el policía pertenecía a una mujer que tenía domicilio en Termas de Río Hondo, y que había sido robado. Otro dato que llamó la atención de los investigadores es el patrimonio del ahora condenado. Además de su casa particular, el hombre poseía tres negocios (dos regalerías y una mueblería) y cinco automóviles que estaban afectados a una remisería de Monteros.

Fuentes judiciales comentaron que el fiscal Sánchez ya solicitó que sean elevadas a juicio las causas por las que está acusado en Concepción. En Monteros le imputan por lo menos tres hechos más, además del robo del auto en Termas de Río Hondo. Así, de a poco, se va cerrando el círculo sobre el policía que planificaba robos en el sur de la provincia.

Comentarios