Saqueaban escuelas y dejaban excrementos en las bibliotecas

El ataque a un local de Chicligasta fue el último de ocho actos vandálicos en pocos días. Los docentes advirtieron que, en el período de vacaciones, pueden llegar a desmantelar los establecimientos escolares

07 Dic 2011
1

EN LA DIRECCIÓN. En la Escuela Javier Frías de El Molino sustrajeron un televisor y el equipo de audio. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

CONCEPCION.- En la escuela Javier Frías de El Molino, en Chicligasta, no pudieron cocinar el almuerzo para los chicos, porque los ladrones se llevaron hasta las ollas de la cocina. El robo sucedió el domingo a la noche.

Tras forzar las puertas del establecimiento, los malvivientes ingresaron a distintas dependencias y se llevaron un televisor de 32 pulgadas, dos equipos de audio, dos Dvd, y una computadora, entre otros objetos.

Lo increíble, según los docentes de la escuela, es que los delincuentes antes de retirarse defecaron en el salón de la biblioteca. Este caso se suma a la ola de robos que viene registrándose en los últimos días en varias escuelas del sur. En el lapso de una semana fueron al menos ocho los establecimientos educativos "visitados" por los ladrones. En la nómina aparecen las escuelas de Yucumanita, de Iltico, Alpachiri, La Falda (Arcadia), Monteagudo, La Madrid y la Especial Inmaculada Concepción de esta ciudad. En estas escuelas se robaron equipos de audio, televisores y elementos de cocina. En la escuela de Yucumanita, los ladrones también defecaron en una aula antes de retirarse.

"El daño es terrible. A los chicos no se les pudo hacer ni el mate cocido. Todos los aparatos electrónicos se los llevaron y ahora no tenemos cómo hacer para el acto de fin de clase. Además destrozaron rejas y puertas", contó Mónica Tabera, secretaria de la escuela Javier Frías.

Sin custodia

La directora María Dolores Pérez Linares formalizó la denuncia del hecho ante la comisaría de Alpachiri.

El jefe de la Regional Sur, comisario Juan Carlos Flores, reconoció que la incursión de ladrones en las escuelas alcanzó una frecuencia "inquietante". La mayoría no tiene serenos. "Tenemos pistas de los presuntos autores de esos hechos y confiamos aprehenderlos pronto", afirmó. De todos modos Flores dijo que es importante la colaboración de los vecinos no sólo en la prevención, sino también en el esclarecimiento de los robos. Las docentes advirtieron que en las vacaciones, los robos van a incrementarse y pidieron medidas de seguridad para evitar el desmantelamiento de las escuelas. El comisario Flores les propuso a los directivos de las escuelas del departamento Chicligasta trasladar los aparatos electrónicos y otros de valor que posean, a un edificio escolar del microcentro local, a fin de que queden resguardados. "No podemos durante el receso instalar una custodia en cada escuela y la salida propuesta es la más razonable", explicó.

Los docentes, por su parte, dijeron que la solución propuesta por el jefe policial no es posible aceptarla debido a las disposiciones del Ministerio de Educación. "Los equipamientos de cada escuela no pueden ser trasladados a ningún otro lugar", advirtieron. (C)

Comentarios