Sacó su navaja para robar en la puerta de la iglesia y en medio de un forcejeo, murió

Un menor de 15 años recibió una puñalada en el pecho mientras peleaba con un joven feligrés a quien quería quitarle el teléfono. El hecho ocurrió ayer a las 20.15 en General Paz primera cuadra. Un taxista fue testigo, avisó a la Policía y desapareció.

05 Dic 2011
El movimiento en la calle era menor, como suelen ser los domingos a la tarde por esa zona. Cada tanto pasaba algún vehículo, sobre todo los colectivos que bajan por la General Paz. Pocos peatones. Aún así, el joven esperaba solo para ingresar al templo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ubicado en General Paz 53.

A las 20.15, dos muchachos se le acercaron y, después de preguntarle la hora, uno de ellos intentó quitarle el celular, forcejearon, y el presunto ladrón quedó tendido en la calle, con una herida mortal en su pecho. La víctima del intento de arrebato, y el compañero del muchacho que falleció, quedaron aprehendidos.

La hora

El joven feligrés de 21 años (su nombre se preserva por motivos legales) no se sorprendió cuando los dos muchachos se le aproximaron, y le preguntaron qué hora era. Sacó el celular de su bolsillo y les contestó, según le relató luego a la Policía, cuando lo aprehendieron.

"¿No tenés una monedita?", le preguntó el más chico de los dos que se habían acercado. Ese adolescente, de 15 años, insistió con el pedido de dinero, a pesar de la negativa del feligrés. "Entonces dame tu teléfono", le exigió el menor, siempre según la versión brindada por la víctima del intento de robo.

El adolescente, que según su amigo es conocido como "El Desvelao", intentó quitarle el aparato celular al feligrés, pero este no estaba dispuesto a entregarlo fácilmente. Comenzaron a luchar, y en el forcejo cruzaron la calle, y terminaron sobre el asfalto, delante del CAPS Benjamín Matienzo, ubicado en la acera de enfrente.

"El Desvelao" habría sacado una "punta" de entre sus ropas. Con esa especie de navaja, intentó intimidar a su víctima, pero el forcejeo continuaba. De repente, el adolescente cayó sobre el pavimento, mientras se tomaba el pecho. Una mancha roja comenzó a formarse en su remera, ante la mirada atónita del feligrés y de su compañero.

El taxista

El chofer de un taxi que pasaba por esa cuadra justo en el momento en que "El Desvelao" caía herido, dio aviso a un patrullero de la seccional 2ª que circulaba por avenida Sáenz Peña. Además, el taxista habría sido el que llamó al servicio de emergencias, y luego desapareció sin dejar rastros.

La ambulancia llegó al lugar y trasladó al adolescente hasta el Centro de Salud, adonde llegó sin vida. Según informaron fuentes policiales, había recibido una puñalada en el pecho, a la altura del corazón.

Los policías de la seccional 2ª, supervisados por los comisarios Ricardo Trejo y Antonio Quinteros, llegaron hasta el lugar y aprehendieron al joven que habría asestado la puñalada durante el forcejeo, y al compañero de "El Desvelao", por orden de la Fiscalía de Turno.

Aunque aún no declararon oficialmente ante la Justicia, fuentes de la investigación comentaron que ambos aprehendidos habrían sido coincidentes en sus relatos sobre cómo ocurrieron los hechos. Al parecer, no hubo testigos del hecho, a excepción del taxista, de quien se desconocen sus datos.

Hasta anoche, la Policía trataba de identificar a "El Desvelao". Su compañero afirmó que solamente lo conocía por su apodo, y que se habían visto un par de veces en la calle. Todo indica, según la Policía, que el adolescente solía pernoctar en plazas de barrio Sur, y no tendría familiares cercanos. Hoy a la mañana, los aprehendidos serán llevados a tribunales.

Comentarios