En Museos e iglesias de la Ciudad Histórica se revive el nacimiento de la patria

20 Jul 2011
San Miguel de Tucumán es protagonista indiscutible de la emancipación nacional. De allí que la capital ofrezca tanto para conocer desde ese punto de vista. En los alrededores de la plaza Independencia quedaron impresas las huellas de la historia. Allí se encuentran los museos que recrean cómo era la vida cotidiana en los tiempos del nacimiento de la Argentina como nación. También en las iglesias y conventos pueden apreciarse muchas piezas relacionadas con las guerras de la independencia y con la cultura de aquella época y de décadas posteriores.

La Catedral guarda la cruz de Ibatín

En la esquina de Congreso y 24 de Septiembre se levanta la Catedral, en el mismo sitio que ocupaba la antigua Iglesia Matriz. Entre otras piezas de gran valor patrimonial se encuentra la cruz que acompañó al pueblo durante el traslado desde Ibatín, primer emplazamiento de la ciudad. También se conservan allí las imágenes de San Simón y de San Judas Tadeo, que estaban en la Iglesia Matriz de Ibatín. Dentro del templo reposan los restos del obispo José Eusebio Colombres, congresal de 1816 y fundador de la industria azucarera tucumana, y del general Gregorio Aráoz de La Madrid.

El santuario de la Virgen Generala

En la esquina de Rivadavia y 24 de Septiembre, la basílica de Nuestra Señora de la Merced guarda piezas vinculadas con las guerras independentistas. Allí tiene su santuario la imagen de la Virgen Generala, patrona de Tucumán y patrona del Ejército argentino, a quien el general Manuel Belgrano entregó su bastón de mando luego del triunfo en la batalla de 1812. Las pinturas del interior fueron realizadas por el italiano Giuseppe Bercetti, en 1948, y aluden a la gesta de Belgrano. Los vitrales que la adornan fueron traídos de Francia, mientras que las campanas fueron fundidas en 1812.

El convento que fue cuartel de Belgrano

El templo y el convento de San Francisco tienen cinco siglos de historia. El convento fue usado como cuartel del Ejército del Norte, que comandaba Manuel Belgrano, y funcionó como hospital de heridos en 1812 cuando se produjo la Batalla de Tucumán.

Arte de América, de Europa y de China

La Casa Padilla (25 de Mayo 36) vio desfilar más de dos siglos de historia provincial. Conserva obras europeas de primer nivel y objetos hispanoamericanos que denotan el pasado colonial, así como un muy valioso conjunto de piezas orientales.

"La casa de las cien puertas"

Allí vivió el presidente Nicolás Avellaneda y su nombre lleva el Museo Histórico Provincial que funciona en la antigua casona, ubicada en Congreso 56. La Casa fue declarada monumento Histórico Nacional en 1941. Se la conoció como "la casa de las cien puertas" y fue construida por el mismo arquitecto autor de la Catedral. En siete salas de exhibición el Museo cuenta aproximadamente con 10.000 piezas, distribuidas en las secciones de Numismática, Objetos Museológicos, Pinacoteca, Mapoteca, Documentos escritos, Archivo de imagen y Biblioteca "Lucas Córdoba", según informa el Ente Cultural Tucumán.

Platería, tejidos e instrumentos musicales

Hoy es el Museo Folclórico Provincial Manuel Belgrano, pero allí nació y murió el obispo José Eusebio Colombres. La casa era de la familia Colombres Thames. Ubicado en 24 de Septiembre 550, el museo posee una importante colección de platería del Perú que puede apreciarse en rastras, espuelas, mates, bombillas, vainas de cuchillo y adornos de monturas. Hay tejidos, como alfombras, mantas, tapices y ponchos, hechos en lana de llama, guanaco, vicuña, alpaca y oveja, e instrumentos musicales como guitarras, charangos, violines, arpas, quenas, sikus, erques, cajas y bombos.

Comentarios