Una apuesta riesgosa que terminó en un éxito

La ex tenista Mercedes Paz, hoy presidenta del Ente Tucumán Turismo, decidió adquirir una franquicia internacional y abrió un local de McDonald?s.

22 Abr 2007
1

REQUISITOS. Los franquiciantes de McDonald’s fueron capacitados en EEUU.

En 1999, la ex tenista Mercedes Paz sorprendió con una noticia inesperada: anunció que McDonald?s, la expendedora de hamburguesas y papas fritas más famosa del mundo, inauguraría en agosto de ese año su primer local en Tucumán. La deportista tucumana que ganó mayor trascendencia mundial había conseguido la franquicia de McDonald?s porque cumplió con las duras exigencias de la marca para estos casos, y porque acreditó respaldo económico.
"Ha sido una experiencia exitosa, sobre todo porque tuve que cambiar totalmente el ámbito en que estaba, que era el tenis", rememoró la empresaria, actual presidenta del Ente Tucumán Turismo, en diálogo con LA GACETA.
Pensar en encarar un emprendimiento comercial hoy en día parece sencillo y hasta oportuno. Pero cuando abrió la franquicia de McDonald?s en Tucumán eran tiempos difíciles. Terminaba la segunda presidencia de Carlos Menem y se abría la etapa de Fernando de la Rúa, que terminó en la peor crisis económica que recuerde el país.
"No tenía experiencia universitaria, pero sí la de la vida, que es totalmente distinta, y eso me ayudó mucho a afianzarme para ser una emprendedora", destacó Paz.
Acceder a una franquicia internacional como la de McDonald?s significó que la ex tenista tuviera que realizar una exhaustiva capacitación. "Tuve que entrenarme durante nueve meses en la Universidad de la Hamburguesa, en Estados Unidos, lo cual me dio mucha confianza, y me sirvió para otros ámbitos de la vida", recordó. "Aprendí todas las tareas que se realizan en esos negocios: freir papas, cocinar las hamburguesas, limpiar los baños, acomodar la mercadería y planificar todo el trabajo del negocio", apuntó.
La apertura del primer McDonald?s en Tucumán provocó toda una revolución en la provincia hace casi ocho años. Alrededor de 1.000 jóvenes se postularon para ocupar los 85 puestos de trabajo que ofrecía la empresa, y el día de la inauguración del local hubo que cortar el tránsito de la esquina céntrica en que está emplazado el negocio por la gran afluencia de público que convocó el suceso.
"Cuando estaba por abrir, mucha gente apostaba a que iba a ser un fracaso, porque significaba apostar a una idiosincrasia de comidas y de modo de vida distintas a lo que se ve en Tucumán. Pero me puse a pensar que la marca triunfó en países como Japón, Turquía y Rusia, donde las costumbres realmente son diferentes a las de los países occidentales y en los que hay sentimientos antinorteamericanos, y decidí seguir adelante", comentó.
Un año después de la apertura del primer McDonald?s, la firma Arcos Dorados inauguró otro local, no franquiciado sino propio, en el hipermercado Libertad. "Vieron el éxito que tenía la empresa en Tucumán y los entusiasmó. En un principio me lo ofrecieron a mí, pero no estaban dadas las condiciones económicas para que yo lo encarase; de manera que finalmente fue explotado directamente por Arcos Dorados Argentina", acotó.
En las últimas horas se informó que McDonald?s acordó transferir la franquicia de sus 1.600 restaurantes en América Latina y el Caribe al empresario Woods Staton, actual presidente de Arcos Dorados, sociedad licenciataria de McDonald?s en la Argentina, que abonará U$S 700 millones en efectivo.

Un nuevo emprendimiento
La experiencia de Mercedes como franquiciante tentó a su marido, el médico Gaspar Herrera, para que encarara un ambicioso proyecto: la adquisición de la franquicia de los renombrados alfajores Havanna, originarios de Mar del Plata. De esta forma, desde hace siete meses existe un local de venta de estos productos en Tucumán. "Le gustó el hecho de que sea una marca argentina; conocía el producto y mi experiencia de franquiciada lo alentó para encarar el emprendimiento", concluyó Mercedes Paz.

Cómo evaluar si una franquicia es buena

La Asociación Argentina de Franquicias estableció una matriz de evaluación que sirve de referencia para los interesados en adquirir una franquicia. Los parámetros son los siguientes:
Quiénes son y cómo están organizados: Concepto de la trayectoria del franquiciante en el mercado. Experiencia en su comercio / industria. Situación económica y financiera de la empresa franquiciante. Composición de la estructura de apoyo del franquiciante. Supervisores de las franquicias. Personal para capacitar a los franquiciados.

Producto / Servicio: Nivel de demanda en el mercado para este producto o servicio Calificación por novedad. Producto / Servicio estacional. Niveles de venta. Comparación con la competencia. Precio competitivo. Nivel de surtido. Cantidad de referencias.
Mercado: Exclusividad de territorio. Evaluación del crecimiento en la zona asignada. La competencia es fuerte en la zona a instalarse. Exito de otras franquicias que han abierto en la zona.

Controles: Evaluar correctamente a sus potenciales franquiciados. Supervisa adecuadamente y frecuentemente al franquiciado. Cómo controla los estándares de calidad de la red. ¿Cuántas franquicias atiende un supervisor?

Aportes del franquiciante: Ayuda al seleccionar el local. Entrega llave en mano. Nivel del entrenamiento / Capacitación. Cronograma de cursos. Reuniones de evaluación y apoyo del negocio. Apoyo comercial / Publicitario. Nivel de controles realizados. Asistencia financiera

Información a suministrar por el franquiciante: Descripción del o los pagos por estar en la red. Localizaciones posibles - investigación de mercado. Obra civil. Instalaciones. Equipamiento y software.