Adiós a las dietas de bajas calorías - LA GACETA Tucumán

Adiós a las dietas de bajas calorías

Un plan exitoso requiere un compromiso de por vida con hábitos saludables, una alimentación sana, sostenida y placentera; y actividad física diaria.

07 Ene 2004
1

La Asociación Dietética Americana (ADA) sostiene que para bajar de peso nadie se tiene que ?matar de hambre?, ya que sólo se consigue perjudicar la salud y recuperar los kilos perdidos. En ciertos casos, la ayuda farmacológica permite eliminar el sobrepeso con un plan de alimentación equilibrado y atractivo, además de reducir el riesgo de diabetes tipo 2.
La ADA declaró -después de haber analizado cuidadosamente todo el conocimiento incorporado en los últimos años desde los diversos campos de la ciencia (genética, psicología, metabolismo y otros)-, que "un plan de control del peso exitoso que mejore la salud en adultos requiere de un compromiso de por vida con hábitos saludables, con especial énfasis en una alimentación sostenible y placentera, y actividad física diaria".

No menos de 1.200 calorías diarias
La doctora Mónica Katz, médica especialista en nutrición y directora del Posgrado en Nutrición de la Universidad Favaloro, explicó que "la declaración oficial de la ADA indica que una dieta debe ser placentera, sustentable y balanceada. La clave es comer no menos de 1200 calorías por día y ser activo espontáneamente, caminar más, subir más escaleras, olvidarse del ?alcanzame? o el ?traeme?, a fin de incrementar el gasto calórico de forma cotidiana."
"No se pueden dar dietas a largo plazo que restrinjan la ingesta calórica de forma extrema, a 450 u 800 calorías, ya que son contraproducentes. La ayuda farmacológica puede ser muy útil, ya que permite seguir una dieta menos restringida en calorías y más llevadera a lo largo del tiempo", indicó la doctora Katz.
El tratamiento con la droga para la obesidad ?orlistat? (Xenical) permite hacer una dieta mucho más llevadera, bajar de peso y mantenerlo a largo plazo. No sólo eso: también se demostró en un importante estudio clínico que evita o retarda la aparición de diabetes tipo 2 y reduce factores de riesgo cardiovascular tales como la presión arterial alta, el colesterol y los triglicéridos altos.

Reduce el riesgo de diabetes tipo 2
Esta droga se estudió en el "Xendos," la investigación con una droga para la obesidad más prolongada y con mayor cantidad de pacientes. El doctor León Efraín Litwak, médico endocrinólogo y Jefe de la Sección Diabetes y Metabolismo del Hospital Italiano de Buenos Aires, explicó que "el estudio Xendos demostró que, en poblaciones de obesos con intolerancia a la glucosa, la utilización de esta medicación reduce en casi 40% el riesgo de ser diabético, con lo cual se convierte en un coadyuvante más que potencia los efectos de la dieta y el ejercicio físico".
La ADA, que se dedica al estudio de los millones de personas que desean bajar de peso en los EE. UU. (donde hay una epidemia de obesidad sin precedentes en la historia), llegó a la conclusión de que los que logran su objetivo son justamente aquellos que tienen metas realistas (una pérdida de 5 a 10% de su peso corporal), que no hacen ?dieta?, sino que tratan de modificar los malos hábitos alimenticios, que buscan ayuda, y que aceptan la necesidad de un esfuerzo sostenido en el tiempo. Para ellos son ideales las dietas moderadamente bajas en calorías acompañadas de un plan de ejercicio físico.

Esfuerzo e inteligencia
Liliana Analía Rodríguez, una artista argentina de 39 años, fue obesa toda su vida: mide 1,68 m. y llegó a pesar 89 kg. A causa de la obesidad estaba padeciendo otros trastornos: presión arterial alta, colesterol alto y riesgo cardiovascular por acumulación de tejido adiposo en el abdomen (obesidad abdominal). Liliana quería adelgazar porque no se sentía conforme con su cuerpo, su baja autoestima estaba afectando muchos aspectos de su vida.Había probado otras opciones terapéuticas, desde terapia psicológica hasta anfetaminas; sin embargo, no logró éxito alguno.

Deterioro emocional
"Hago dieta desde los 19 años; pasé más de la mitad de mi vida subiendo y bajando de peso. Seguí tratamientos ?magistrales? que deterioraban mi estado emocional y alteraban mi entorno; estaba nerviosa, irritable, depresiva, me sentía mal. Mi marido y mi hijo muchas veces no comprendían qué es lo que me estaba cambiando el carácter de esa manera", relató.
Siguiendo el consejo de su médico, decidió probar orlistat para bajar de peso."Al fin encontré una respuesta seria a mi necesidad de verme bien, y ahora me siento bien, segura de mi cuerpo y sin trastornos de personalidad ni ?yo-yos? en la balanza".

Bajó más de 20 kilos
Liliana logró un éxito absoluto con esta medicación. Bajó más de 20 Kg., pasando de pesar 89 Kg. a 65,7 Kg., redujo la obesidad abdominal y por lo tanto, el riesgo cardiovascular; normalizó su presión arterial, los niveles de azúcar y colesterol en sangre, y en conjunto alejó el fantasma del síndrome metabólico, un estadio previo a la diabetes tipo 2.
Con la ayuda de un Programa de Manejo de Peso Xenical, Liliana cambió satisfactoriamente sus patrones de alimentación. Ahora encuentra más sencillo seguir una dieta saludable y balanceada en grasas. Además, aumentó su nivel de actividad física: en la actualidad camina entre 70 y 90 cuadras por día.
"Mi mayor logro desde que adelgacé con orlistat fue haber recuperado mi vida. Ahora me siento mucho más reconciliada y segura con mi imagen corporal, incluso estoy cómoda usando traje de baño", declaró.