Señalan que Casino Club se opone a pagar algo que sí abona en Rosario

El legislador del Movimiento Popular Tres Banderas, Alejandro Sangenis, advirtió sobre diferentes conductas. Pedido de informes del concejal Avignone.

23 Feb 2007
1

La medida cautelar que permite que Casino Club no abone el Tributo de Emergencia Municipal (TEM) trascendió los dominios del municipio capital. Desde la Legislatura, el legislador del Movimiento Popular Tres Banderas, Alejandro Sangenis, la calificó de “la historia de Casino Club en Tucumán como un monumento a la impunidad”.
Sangenis consideró: “este nuevo eslabón de esta parodia lo escribió una jueza temporaria (Marta Abregú de Padilla lo subrogó a Jorge Parache, juez federal Nº 1)”. Agregó que la magistrada consideró verosímil el derecho que reclama Casino Club para no pagar el TEM, pero aclaró: “no hay nada en la causa que le diga que la Justicia Federal es competente para resolver este planteo en el que se discute la legalidad de un tributo municipal”.
El legislador indicó que el dueño de Casino Club es Cristóbal López y lo vinculó con funcionarios del Gobierno nacional. “Esta cautelar inexplicable de la Justicia Federal tiene que ver con el delicado equilibrio que el titular del juzgado intenta con sectores cercanos al poder, para superar la situación que atraviesa en el Consejo de la Magistratura”, dijo. De esta manera recordó el sumario que enfrenta Parache en el Consejo de la Magistratura de la Nación.

Allá sí; aquí, no
Sangenis precisó que en Rosario de Santa Fe, donde explota 2.000 tragamonedas y donde obtuvo la concesión por licitación pública, Casino Club paga pacíficamente el 5,5% de la tasa de inspección municipal. “En cambio -agregó-, en Tucumán se niega a pagar una suma irrisoria (700 pesos por máquina, según el TEM)”.
Luego, subrayó: “una vez más quedó demostrada la sociedad entre Casino Club y el gobernador José Alperovich que desde su origen es un monumento a la corrupción”. “En vez de amenazar con cortar las manos de sus funcionarios, Alperovich debería empezar por cortarse un dedo”, finalizó.


Cinco días desvelan a un concejal

El concejal, José Luis Avignone, le pidió ayer al intendente Domingo Amaya, que le informe sobre las disposiciones que adoptó frente a la conducta del fiscal municipal Leonardo Szachniuk, quien se abstuvo de apelar la medida cautelar que ordena al municipio no cobrar el TEM a Casino Club S.A.
“¿Cómo es posible que desde la notificación de la cautelar que suspendió la percepción del tributo sobre las maquinitas no se interpuso un recurso teniendo un plazo procesal de cinco días para apelar?”, es la pregunta que se hizo el edil. Además advirtió que la ley que rige el ejercicio de la abogacía lo obliga a tomar medidas.
El radical recordó también que Casino Club llegó a Tucumán “alentada por personas extrañas al terruño y desde el principio no cumplió con los requisitos para su habilitación”.