En Rosario de la Frontera se levanta el único templo sikh

La ciudad salteña alberga a una importante comunidad hindostánica. En toda la provincia de Salta residen unos 500 inmigrantes indios y descendientes de estos.

17 Abr 2006
1

CON LINEAS INDIAS. El templo Gurdwara Nanak Sar está ubicado en la avenida de acceso a la ciudad. LA GACETA / FRANCO VERA

Rosario de la Frontera es la sede del único templo de la religión Sikh en toda la Argentina. El edificio, que evoca las líneas arquitectónicas de templos similares de la India, responde al hecho de que esta ciudad salteña alberga a un alto porcentaje de los casi 500 residentes indios -o descendientes directos de indios- que tiene Salta. El templo está ubicado en la avenida de acceso a la ciudad y lleva el nombre de Gurdwara Nanak Sar, que alude al fundador de la religión Sikh.
La Argentina es un país que se forjó con el trabajo de inmigrantes europeos y árabes. el aporte de la inmigración india es menos conocida, quizás por ser minoritaria.
Actualmente, según estudios realizados por la Universidad del Salvador, alcanza a 2.000 residentes en todo el país y el 25% de ellos se encuentra en Salta. El resto está distribuido especialmente entre Buenos Aires, Jujuy, Tucumán, Córdoba, entre otras. No todos son sikhs, ya que hay muchos hindúes.

Solidaridad
LA GACETA entrevistó a Dante Oscar Singh, hijo de uno de los pioneros, Dhan Singh, que llegó al país en 1937. "Mi padre vino solo, huyendo de los problemas económicos y políticos de la India. Estando aquí, ayudó a venir a su hermano Guardial, a su primo Ardit y a un amigo, Ujiwa. Ardit, a su vez, trajo a Tara y este a Sukhdev", resumió Dante, quien se graduó como ingeniero en la UNT. Sus hijos, Hari y Eduardo Singh Murad también cursan sus estudios en Tucumán, en la Facultad de Agronomía y en el Liceo Militar, respectivamente.
El sistema de inmigración funcionaba de la siguiente manera: el pionero, en este caso Dhan, ayudó a venir a su hermano y lo asoció a su empresa -vendía leña a los ingenios de Tucumán y llevaba mercaderías para comercializarlas en la ciudad salteña-. Cuando su hermano estuvo en condiciones de independizarse, lo hizo y trajo a un primo, con el mismo compromiso: ayudarlo económicamente hasta que pudiera independizarse. "La premisa era -y sigue siendo- devolver el favor que se recibió ayudando a otro", comenta Dante Singh.
En estos tiempos, agregó, la inmigración se ha detenido. "Por una parte, la situación en la India ha mejorado y, por otra, los que se van del país optan por destinos más prósperos, como Canadá o Estados Unidos", explicó.

Apellido religioso

En la guía telefónica de Salta, el apellido Singh se reitera tanto en Rosario de la Frontera, como en Metán, en Orán y en la capital. Dante explicó que no se trata de un apellido en el sentido que se aplica habitualmente, sino que es la forma de distinguir a los varones que practican la religión Sikh. En el caso de las mujeres de esta fe, su apellido es Kaur. "Nosotros nos definimos como miembros de la comunidad indostánica", subrayó.
"La religión Sikh -contó Dante- es joven, ya que surgió a comienzos del siglo XVI. Su mentor fue el Gurú Nanak, a quien lo siguieron nueve maestros más. Es minoritaria, ya que la practican sólo 40 millones de indios que residen en la provincia de Punjab, al noreste de la India".
Además, la religión es abierta. De hecho, Dante está casado con una descendiente de árabes, Nina Murad.
"Son habituales los casamientos con personas de otras religiones", comentó."La integración aquí en Rosario, y en general, en la Argentina, ha sido muy buena", concluyó.

PRINCIPIOS
La Sikh es una religión que tiene influencias del Hinduismo y del Islam.

Predica un solo dios universal, no personificado, y no acepta las castas, ya que considera que todos los hombres son iguales. Las únicas figuras que se representan son las de los primeros 10 maestros o gurúes.

Cualquier templo es lugar de oración y los miembros de la comunidad participan de las festividades de otras religiones.

Una de sus festividades más importantes es Baihsaki, que coincide con las Pascuas, y que recuerda la fundación de la religión Sikh.