Critican a un fiscal por cómo actúa en la causa por el Pozo de Vargas

En Tucumán, dos convocatorias diferentes convergieron en la plaza Independencia. Gran cantidad de personas.

25 Mar 2005
Durante el acto realizado ayer en el Pozo de Vargas por la agrupación Familiares de Detenidos Desaparecidos de Tucumán, el fiscal federal Emilio Ferrer recibió críticas por su actuación en la investigación sobre el destino de cientos de militantes secuestrados durante el gobierno militar en la década del 70.
En el pozo estarían enterrados numerosos desaparecidos. Ya se descubrieron huesos humanos y ahora el juez federal Felipe Terán intenta determinar responsabilidades e identidades.
El miércoles, Ferrer le pidió a Terán que tome declaración indagatoria y luego detenga a Antonio Bussi, Luciano Menéndez, Roberto Albornoz y Antonio Manuel Vargas, propietario del inmueble, entre otras personas, presuntos responsables de crímenes de lesa humanidad.
"El planteo de Ferrer es apresurado, temerario e irresponsable. No es la primera vez que no acata la decisión de Terán de mantener reserva de los actos. Esto no es para improvisados ni para ignorantes de la realidad histórica. Su actitud debe ser considerada por sus superiores", dijo la abogada Laura Figueroa.

Se realizó una concentración para repudiar el golpe militar de 1976
Una gran cantidad de personas marchó anoche por el microcentro tucumano para repudiar el golpe militar de 1976, al cumplirse el 29 aniversario. Fueron dos marchas convocadas por separado y con distintas consignas, pero que terminaron juntas en la plaza Independencia.
La mayor columna, que partió desde la plaza Yrigoyen, estuvo encabezada por la Asociación Madres de Plaza de Mayo, filial Tucumán, por Familiares de Desaparecidos de Tucumán y por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos. También estuvieron presentes la Corriente Clasista y Combativa (CCC), centros estudiantiles universitarios y partidos políticos de izquierda. Reclamaron castigo para los responsables de la dictadura y repudiaron la política de José Alperovich, y a Antonio Bussi.
A pocos metros, sobre la esquina de San Martín y 25 de Mayo, se congregaron militantes del Partido Obrero, asambleas barriales y el Polo Obrero. "Estamos por separado porque ellos repudian, pero no denuncian", dijo el titular del PO, Daniel Blanco.
En tanto, el congreso del PJ y la junta de gobierno de la UCR también repudiaron el golpe del 76.
En Simoca, con la presencia de Pacífico Muro, funcionario de la Nación, se realizó otro acto. Estuvieron familiares de 13 desaparecidos; y el intendente, Miguel Paliza, plantó un árbol como símbolo de vida.