Rutas nacionales: El proyecto de alcohol cero quedó a un paso de convertirse en ley

A pesar de algunos rechazos, la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto.

ARCHIVO LA GACETA ARCHIVO LA GACETA

Con la participación en el recinto de familiares de víctimas de accidentes viales, la Cámara de Diputados otorgó media sanción al proyecto que establece la prohibición de conducir alcoholizado en las rutas nacionales. La iniciativa ahora fue girada al Senado en búsqueda de la sanción definitiva.

Más allá de la media sanción, en los bloques de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos hubo legisladores provenientes de provincias vitivinícolas que votaron en contra del proyecto. Al momento de la votación, la media sanción se alcanzó con 193 votos positivos, 19 negativos y 4 abstenciones.

Entre los votos negativos hubo de todas las bancadas, por el Pro fueron los diputados Federico Angelini, Felipe Chumpitaz, Omar De Marchi, Germana Figueroa Casas, Álvaro Martínez, José Carlos Núñez. En tanto por la UCR votaron en contra Ricardo Buryaile, Julio Cobos, Ximena García, Jimena Latorre, Lisandro Nieri, Pamela Verasay, puntualizó Parlamentario.

Por el oficialismo también hubo votos en contra de José Luis Gioja y Eber Pérez Plaza. Y también plasmaron su negativa los liberales José Luis Espert, Javier Milei, Victoria Villarruel y Ricardo López Murphy, y la tucumana Paula Omodeo (CREO).

El proyecto modifica un artículo de la Ley de Tránsito 24.449 y estipula que “queda prohibido conducir cualquier tipo de vehículos con una alcoholemia superior a cero miligramos por litro de sangre”. La normativa actual establece, para cualquier tipo de vehículo, una tolerancia de hasta 500 miligramos (0,5) de alcohol por litro de sangre; para motocicletas o ciclomotores, hasta 200 miligramos (0,2); y para transporte de pasajeros de menores y de carga, alcohol cero.

Durante el debate legislativo en el recinto, el legislador radical Jorge Rizzotti planteó que la iniciativa busca generar un “cambio cultural” para “configurar una conciencia y responsabilidad ciudadana”. “Hemos escuchado historias desgarradoras como resultado de conductores ebrios. La problemática de los siniestros viales se lleva 20 vidas por día y en más del 50% de los casos el alcohol está presente”, enfatizó.

Por su parte, los representantes de algunas provincias vitivinícolas, como Mendoza y San Juan, presentaron las principales resistencias y llegaron a plantear alternativas que no incluían modificaciones en el límite de alcohol en sangre. Por ejemplo, aumentar los controles viales y el presupuesto en campañas de prevención. En este sentido, los diputados mendocinos Julio Cobos y Jimena Latorre propusieron con un dictamen de minoría mantener el límite de 0,5 gramos por litro de alcohol en sangre, pero aumentando las penalidades para quienes infringen las normas.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios