Inflación: una canasta cada vez más cara

En julio, los gastos hogareños estuvieron en línea con la inflación

Inflación: una canasta cada vez más cara

Una familia tipo tucumana requirió en julio cerca de $ 6.000 más que en junio para cubrir sus gastos en alimentación y en servicios básicos para la subsistencia del hogar. La Canasta Básica Total (CBT), que marca el límite de ingresos para no ser considerado pobre, trepó a $ 98.225,79 para un matrimonio con dos hijos pequeños. Mientras tanto, ese grupo requirió $ 46.115,39 para cubrir la Canasta Básica Alimentaria (CBA), de acuerdo con los registros difundidos ayer por la Dirección de Estadística de la Provincia.

Las canastas tucumanas se movieron en línea con la inflación del mes pasado (6,38%). Así, de acuerdo con los datos del organismo que encabeza el economista Raúl García, la Alimentaria (CBA) subió en julio 5,98% respecto de junio, mientras que la variación de la Básica Total ha sido del 6,48%. Respecto del año anterior, la CBT creció un 69,85%, mientras que la CBA se reajustó un 65,2%.

Según los datos del Instituto de Investigación Social, Económica y Política (ISEPCi), en la provincia la Canasta Básica se incrementó en mayor medida en los barrios del Gran Tucumán-Tafí Viejo. En ese aspecto, la entidad precisó que el mes pasado las subas de las canastas fue del 8,5% debido al impacto de la devaluación y de la corrida cambiaria que precedió a los cambios en el Ministerio de Economía de la Nación con la salida de Martín Guzmán, luego el nombramiento y efímero paso de Silvina Batakis, hasta la designación de Sergio Massa. “En ese período, los formadores de precios pusieron al dólar “blue” como referencia y, tras las oscilaciones del mercado, ese valor no bajó. El azúcar, el aceite, y todo el reacomodamiento de precios marcan eso. Aquellos sectores que determinan los precios dicen que están recuperando terreno y que venían retrasados, pero si se compara la evolución de los ingresos de los trabajadores y sectores de ingresos fijos eso es falso, claramente están por debajo del 220% de incremento de los alimentos en lo que va de mandato de este gobierno”, señala el economista Ernesto Gómez Rossi, referente local del ISEPCi. Recordó, además, que el año pasado hubo una importante recuperación que se mantuvo hasta el primer trimestre de este año. Pero luego los indicadores de empleo, de precariedad y de informalidad se incrementaron y, por lo tanto, terminaron perdiendo poder adquisitivo a medida que la inflación subía. Según el economista, “el gobierno tiene que hacer algo urgente para frenar esta situación, por lo menos en alimentos y en tarifas segmentadas porque, de lo contrario, la situación social puede ser más precaria y riesgosa”.

A nivel nacional, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) ha difundido que, durante julio, la Canasta Básica Total (CBT), que define el nivel de pobreza, aumentó un 6,8% y su valor se incrementó hasta los $ 111.297. En tanto, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que marca el umbral mínimo de la indigencia, aumentó ese mes un 6,3% y, así, una familia tipo necesitó $49.465 para no ser indigente.

En los primeros siete meses del año, la CBT subió un 46,2%, en línea con la inflación del período, mientras que la CBA creció desde diciembre un 50,1%. Las variaciones interanuales de la CBA y de la CBT resultaron del 70,6% y 64,7%, respectivamente, informó el organismo.

Según la economista Natalia Motyl, el nivel de vida de los argentinos se ha deteriorado en un 39,3% en los últimos 10 años. “Más allá de que en alguno de los meses puede ser que el poder adquisitivo de los salarios haya mejorado, lo cierto es que la corrosión que han sufrido por la aceleración de la inflación fue catastrófica. Es más, desde que comenzó el año el salario ha perdido poder de compra con respecto a la CBT en un 2,0% y en 4,1% con respecto a la CBA”, puntualiza en su charla con LA GACETA.

En términos mensuales, el poder adquisitivo de los trabajadores registrados en la Argentina se ha recuperado en 0,5% en junio en relación a mayo con respecto a la Canasta Básica Total (CBT) y en 0,5% con respecto a la Canasta Básica Alimentaria (CBA). Para calcularlo se utilizan los datos oficiales publicados por el Indec mensualmente de Índice de Salario y Canasta Básica. De esta forma, se deflactan los salarios de los trabajadores argentinos por la canasta básica. Son los mismos datos que se utilizan para calcular la línea de pobreza e indigencia. “Así, tendremos una forma de evaluar de manera mensual si el nivel de bienestar de los argentinos ha mejorado o se ha deteriorado. Para junio observamos que los argentinos se han alejado tanto a la línea de pobreza como a la línea de indigencia. No obstante, como mencioné anteriormente, en los primeros seis meses del año ha habido más personas que cayeron en la pobreza e indigencia”, indica. Motyl advierte que el dato de julio muestra que el segundo semestre con un recrudecimiento del nivel de vida de un trabajador.

Alimentos: suba acumulada desde 2019

Según el Isepci desde diciembre de 2019 hasta julio pasado, en los barrios tucumanos, los alimentos aumentaron un 220%. “Y este año hubo una marcada aceleración: por ejemplo, la harina ha evidenciado un aumento acumulado en el año de 116%, mientras que en el pan fue de 105%. A su vez, la leche subió en ese período un 78%, el azúcar 166%, el aceite mezcla 100% y el café 154%”, dice el economista Ernesto Gómez Rossi.

Sin sumas fijas: por ahora, no al aumento

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, explicó ayer que en el Gobierno nacional “no se está analizando en este momento” un aumento del salario por suma fija, pero aclaró que con el objetivo de alinear precios con salarios “está analizando una batería de medidas y ninguna es descartada”. La CTA Autónoma reclamó un aumento de emergencia para los trabajadores y jubilados y un “control intensivo de precios”.

Precios: el índice en los barrios

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) del Índice Barrial de Precios (IBP - Tucumán) para  julio ha sido calculada por el ISEPCi en $ 46.060,26 para  el caso de una familia tipo. Por su parte, la Canasta Básica Total (CBT) del IBP-Tucumán para el mismo mes fue estimada en $ 103.174,98 para una familia tipo, una diferencia de casi $ 5.000 respecto de la difundida por la Dirección de Estadística de la Provincia.

Financiamiento: créditos y tarjetas

Para llegar a fines de mes, cada vez más familias se endeudan. Eso se refleja en el aumento del uso de los préstamos personales que, en julio, subieron un 64,2% interanual, según First Capital Group. Lo mismo sucedió con las tarjetas de crédito que, según el reporte privado, evidenciaron un crecimiento interanual del 66,8%, un porcentaje que se mantuvo por debajo de la inflación del período.

Harina: pan, galletas y fideos

De acuerdo con las estimaciones del ISEPCi, la harina ha sido el producto que más aumento ha experimentado en lo que va del año., de un 116%. Entre sus derivados, el kilo de pan se incrementó un 105% desde fines de diciembre pasado hasta julio, mientras que el valor de las galletitas dulces ha subido un 107%. Los fideos guiseros, en tanto, sufrieron un reajuste de un 66,7%.

Mayorista: el índice subió un 7,1%

El índice de precios mayoristas registró en julio una suba de 7,1%,  impulsada por los productos primarios, según el Indec. Con estos incrementos, en los primeros siete meses del año, los precios mayoristas avanzaron 44,4% y del 64,8% en los últimos 12 meses. En el segmento minorista, la inflación había sido del 7,4%, de 46,2% en los primeros siete meses y de 71% en la medición interanual.

Verduras: se disparó la cebolla

El Índice Barrial de Precios registró que la cebolla, con un acumulado de 205% desde fines de diciembre, ha sido la verdura que mayor incremento ha registrado en lo que va del año. Sólo durante julio ha subido un 80%, indica el reporte privado. Luego le siguen el zapallo (175%), la zanahoria (133%), la acelga (130%), la lechuga (105%) y el kilo de tomate que entre enero y julio se incrementó un 79,5%.

Desempleo: Massa se anticipó al Indec

Durante la cumbre del Council de las Américas, el ministro de Economía, Sergio Massa, dijo que el desempleo bajará al 6,7%, anticipándose al dato que el Indec difundirá el 21 de septiembre. “En las próximas horas se conocerá una baja del desempleo al 6,7%, en línea con los números en distintas regiones y provincias, que muestran un crecimiento del 5% con números inesperados en materia de empleo formal”, remarcó el funcionario.

Comentarios