San Martín: días de siembra

Cuerpo técnico, jugadores y auxiliares aportaron para mejorar las canchas de los juveniles

EN PLENA TAREA. Los aspersores funcionan a full con el objetivo de hidratar uno de los campos de juego del complejo. La tarea de los cancheros es fundamental.  EN PLENA TAREA. Los aspersores funcionan a full con el objetivo de hidratar uno de los campos de juego del complejo. La tarea de los cancheros es fundamental.

Estaba a opción de no formar parte de la movida cuando el cuerpo técnico hizo la propuesta. Aportar para el sembrado de las canchas de prácticas del complejo “Natalio Mirkin” fue lo que consignó Pablo De Muner, el DT “Santo”. “Nos encantó y no dudamos”, comentó Hernán Pellerano. Fue el capitán de San Martín quien en su Instagram dio a conocer la iniciativa. “De cada premio que tengamos por partido ganado, sacaremos un poquito de los jugadores y de los auxiliares para ayudar con la cancha”, detalló “Pelle”. En su red social, el jugador posteó un video de 32 segundos en los que, con un efecto al estilo de “abrir y cerrar los ojos”, se aprecia el antes y después de una cancha auxiliar de fútbol. “Nadie es mejor que todos juntos”, es la frase de cierre.

La opción de decir que no, el cuerpo técnico la dio, pero… “Estaba la posibilidad de que ellos se encargaran de todo. Trasladamos la propuesta al resto y siempre la respuesta fue afirmativa”, explicó Pellerano. “Es un gran propuesta, positiva para todos”, le da sustento a las palabras del capitán, Luciana Orquera.

La nutricionista, junto a su coequiper Agustina Hamaud, escucharon el ofrecimiento y antes de que se expusieran todos los argumentos dieron el sí. “Una vez más se puede notar el sentido de pertenencia que se maneja en el club y, algo así, hace más fuerte al equipo”, se explayó la profesional de la alimentación.

El personal del club trabaja intensamente en el cuidado del césped de las canchas. Esas acciones no pasan inadvertidas para el staff de trabajo del cuerpo técnico. Claramente, más allá de observar el desempeño de quienes se entrenan en las canchas, desde el costado también se evalúa el correcto estado del campo de juego. Que el trabajo esté bien hecho, entusiasma a decir que sí cuando la propuesta tiene que ver con ello. “Siempre que los dirigentes de turno tengan ganas de ayudar en el crecimiento de la infraestructura y que el cuerpo técnico esté de acuerdo que es una buena inversión, es válido”, analizó Pellerano.

“A veces se piensa que traer un jugador, es lo mejor para el club, pero también es bueno tener mejores instalaciones. Con la formación y el crecimiento del chico, es probable que no halla que ir a buscar un número “9”, sino sacarlo de las inferiores. Hay maneras de invertir y esta es de las que más me gustan”, analizó el defensor.

Orquera tiene el optimismo guiado hacia lo sentimental, más que hacia lo técnico o físico. “Servirá como ejemplo para motivar a que cada día se puede mejorar un poquito más”, anticipó la nutricionista.

En ese aspecto de sentirse parte de un club y que hay que cuidarlo, al tiempo que también es una manera de agradecer, es donde más impacto quisieron causar. “Lo importante es ayudar y que el club sepa que tenemos un sentido de pertenencia. Ojalá que con el tiempo podamos lograr el ascenso, cobrar un premio mayor y quizás podamos colaborar con otra cancha”, deseó el capitán.

“La diferencia está en la formación. Enseñarles a los chicos a que valoren las cosas. Los valores humanos están por sobre todas las cosas. El campo ayuda a tener mejores controles, a que los movimientos salgan más dinámicos, pero si tenés un buen campo de fútbol y no le enseñás valores, no sirve de nada”, reflexionó el jugador.

En todos los detalles

El cuerpo técnico liderado por Pablo De Muner trabaja mucho más allá de lo que se ve en el campo. Su idea es algo más integral, con el objetivo que San Martín pueda crecer como institución, para llegar más afianzado a Primera, el día que le toque ascender. Tiene el aval de la CD y el apoyo de todo su plantel.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios