Actualización para aliviar la presión a los monotributistas

El Congreso da luz verde a la Ley de alivio fiscalque fija nuevas escalas en el régimen para monotributistas y autónomos

APOYO. El bloque de JxC se aprestaba a apoyar, en general, el proyecto impulsado por el oficialismo. APOYO. El bloque de JxC se aprestaba a apoyar, en general, el proyecto impulsado por el oficialismo.

Con apoyo parcial de la bancada opositora, el Frente de Todos se aprestaba a convertir en ley el proyecto de Alivio Fiscal, en la Cámara de Senadores. La iniciativa que había impulsado Sergio Massa, en la Cámara de Diputados, permitirá a trabajadores monotributistas y autónomos tener una menor carga impositiva.

La iniciativa, que llegó al recinto con dictamen de la comisión de Presupuesto y Hacienda, que preside el senador por La Rioja, Ricardo Guerra (Frente Nacional y Popular), beneficiaría a unos 4.500.000 de monotributistas y 140.000 trabajadores autónomos a partir de las actualizaciones de las escalas en el régimen de pequeños contribuyentes. La flamante normativa también apunta a actualizar la facturación de los monotributistas para evitar que tengan que cambiar de categoría y pagar mayores cuotas, y aumentar las deducciones de ganancias que pagan los empleados que revisten en la categoría de autónomos. Asimismo, adelanta al 1 de julio el ajuste para los montos máximos de facturación, con la aplicación de un índice del 29%.

Puntos centrales

Aunque no se aumentan los valores de las cuotas que pagan los pequeños contribuyentes, el proyecto detalla que las escalas de facturación de las categorías A, B, C suban hasta un 60% y la D un 45%. Para las restantes categorías del sistema, el aumento será del 29,1%. Esto mantiene la línea de la suba acumulada de jubilaciones y otras prestaciones de la Anses que se utilizan como índice para la actualización.

En la reunión de comisión que permitió dictaminar a favor de la iniciativa, los impulsores de la medida explicaron que en definitiva con esto se busca que los pequeños contribuyentes no tengan que saltar hacia una categoría mayor o queden fuera del Régimen Simplificado si su facturación creció en términos nominales por efecto de la alta inflación y la diferencia que se establece entre las escalas más bajas y las más altas.

Los representantes del oficialismo llegaron a puntualizar también que con este proyecto se contempla una exención del componente impositivo para las Categorías A ($288 por mes) y B ($555).

Autónomos: cambios

En el caso de estos trabajadores, el texto contempla beneficios a partir del incremento en el monto ($750.000) de la facturación que podrán deducir del impuesto a las Ganancias. En este caso, el universo alcanzado asciende a los 140.000 contribuyentes.

De esta manera, las personas contempladas en la Categoría A -que alcanza a los contribuyentes que facturaron en los últimos 12 meses hasta $466.201,59 y que pagan una cuota mensual de $3.334,24- tendrán un tope de hasta $748.382,07, con la nueva ley.

En el caso Categoría B, que facturan hasta $693.002,36 anuales con una cuota mensual de $3.728,29, el máximo pasaría a $1.112.459,84; en la Categoría C quedaría en $1.557.443,75 y en la D sería de $1.934.273,04; detallaron fuentes del Senado.

Impacto económico

Un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso, precisó que dicha iniciativa tendrá una implicancia directa en la recaudación. Esto implicará una caída de $66.290 millones en los fondos que recauda el fisco. Prácticamente la mitad de esta cifra se perderá por la ampliación del plazo en diferentes moratorias y la condonación de deudas a micro y pequeñas empresas incorporadas por los bloques de la oposición en la Cámara baja.

La semana pasada, el senador oficialista Ricardo Guerra había indicado también que el costo fiscal de estos cambios se verá compensado por el mayor consumo de los beneficiados y el aumento de ingresos al Tesoro por IVA.

Fin al doble pago por despidos: el gobierno decidió no prorrogarlo

El Gobierno nacional resolvió no renovar la doble indemnización por despidos, medida de emergencia adoptada durante la pandemia, ya que en la actualidad no se considera viable su continuidad dada la baja del desempleo. En conferencia de prensa, la portavoz de Presidencia, Gabriela Cerruti, manifestó que la doble indemnización fue “una medida de emergencia tomada por la pandemia”. Y agregó: “La verdad, tenemos números de empleo que muestran que el desempleo sigue bajando y se siguen creando 20 mil empleos por mes”.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios