Se entregó el tucumano acusado de un crimen en Mar del Plata

Ya se encuentra en la Brigada de Tucumán.

El empresario tucumano Juan Jesús Piero Pinna. El empresario tucumano Juan Jesús Piero Pinna.
27 Junio 2022

El tucumano Juan Jesús Piero Pinna se entregó esta noche en la Brigada, confirmaron fuentes policiales. Era buscado desde ayer a la madrugada, acusado de haber cometido un homicidio en Mar del Plata.

El hombre, de 34 años y ex jugador de rugby de Lince, está acusado por el crimen de Maximiliano Rihl (44), durante una fiesta en Mar del Plata en la que quiso "calmar los ánimos" durante una discusión.

La fiscal que investiga el asesinato, Florencia Salas, dijo que otro hombre que resultó herido durante el cumpleaños, Ariel Nuñez (49), fue quien inicialmente mantuvo la pelea con Pinna. Asimismo, no le atribuyó a este la fractura que sufrió en uno de sus tobillos, como trascendió en un principio, sino que señaló que “trastabilló”.

Salas agregó que durante el festejo, en el que había niños y un pelotero, “se produce una pelea entre Pinna y Núñez, que termina lesionado en una pierna, aunque no sindica a esta persona prófuga como autora de ese hecho (la lesión)”.

Según el relato de la fiscal, tras ese altercado con Núñez, Pinna “se retira hasta su auto siendo seguido por Maximiliano Rihl, en un intento de calmar los ánimos”. En base a las declaraciones de 20 testigos ya incorporadas a la causa, Salas determinó que Pinna “sube a su vehículo, extrae un arma y efectúa nueve detonaciones, cuatro sobre el cuerpo de la víctima, sin mediar discusión previa o altercado, solo que Rhil le recriminaba esa actitud combativa dentro del evento. Nada ameritaba que el imputado arremeta contra él con cuatro tiros”.

De acuerdo a la investigación, Pinna escapó en un Toyota Corolla junto a  Romina Ulloa García, hija del ex chofer del ex presidente Néstor Kirchner, Rudy Ulloa Igor. El vehículo fue seguido por las cámaras de la ciudad marplatense hasta la zona del centro y después se perdió.

No hubo noticias de él hasta esta noche, alrededor de las 20, cuando se entregó a la Policía de Tucumán.

Comentarios