Dos médicos tucumanos fueron reconocidos en Londres

Son hermanos y traumatólogos. Desarrollaron la primera técnica no invasiva para curar ciertas lesiones de las manos. El pulgar.

MANOS A LA OBRA. Juan Manuel Herrera, “al rescate” de un pulgar lesionado con la técnica desarrollada. MANOS A LA OBRA. Juan Manuel Herrera, “al rescate” de un pulgar lesionado con la técnica desarrollada.

“Hace unos días ‘hicimos podio’ en Londres”, cuenta orgulloso a LA GACETA Juan Manuel Herrera. No se trataba del Mundial, ni los Juegos Olímpicos, debemos aclarar; pero para un cirujano de miembros superiores, fue más o menos eso. No es que ganaron u n campeonato, claro; pero debieron pasar por un montón de filtros antes de llegar allí... Sucedió que él y su hermano Lucas Herrera (ambos traumatólogos y ortopedistas) presentaron en lo que lo que describe como “el congreso internacional más importante de cirugía de mano y miembro superior”, una técnica quirúrgica que Juan Manuel empezó a proponer como tesis final de una maestría en cirugía de mano que realizó en España, concretamente en la UNIA (Universidad Internacional de Andalucía).

El camino

Más tarde, en el proceso de desarrollo se sumó su hermano; pero hoy, cuando la técnica ya es una realidad que se aplica en Tucumán, no son los únicos miembros del equipo tucumano.

Jimena Castellanos, que es licenciada en Terapia Ocupacional, se encarga de la rehabilitación del dedo luego de la intervención”, cuenta para dar el crédito correspondiente.

“Se trata de una técnica quirúrgica miniinvasiva (creada por nosotros) que nos permite reconstrucciones ligamentarias para el pulgar. La habíamos publicado en una revista internacional, la ‘Revista iberoamericana de cirugía de mano’ y gracias a eso fuimos elegidos expositores del congreso”, cuenta.

Y sigue reconociendo créditos de otras personas: “en realidad, el proceso de desarrollo propiamente dicho comenzó durante la pandemia, y a nuestro trabajo también se sumó el de cirujanos de diferentes partes del mundo, que mandaron sus videos, o preguntas, que nos permitieron ir ajustando el proceso”, cuenta.

El “dedo gordo”

La técnica busca dar solución a una lesión de la mano, concretamente la que se produce, por ejemplo, por una traumatismo (golpe) fuerte en el pulgar.

“Por ese tipo de traumatismo pasa que se rompe uno de los ligamentos (el colateral cubital), que es clave. El efecto es como si cortaras una de las riendas del caballo: el pulgar se va hacia el otro lado -explica-. Y el objetivo de la cirugía es recuperar la posibilidad de que el dedo logre hacer otra vez movimientos de pinza”.

“Lo que hacemos es colocar un injerto de tendón (el palmar menor) para reparar el ligamento dañado, que es el más importante de la mano”, explica Juan Manuel.

EN LONDRES. Los hermanos Herrera durante el congreso. EN LONDRES. Los hermanos Herrera durante el congreso.

Lo novedoso

La técnica desarrollada por nuestros comprovincianos se aplica cuando reparar el ligamento no es posible, y lo que hace que sea original es que se utiliza una cirugía percutánea. Nos lo explica a continuación...

“Mediante pequeñas incisiones en la piel ( de unos 3 mm) se hace una suerte de túnel para lograr el injerto de tendón”, señala.

“Son necesarios diferentes pasajes hasta que se lo fija al hueso (o sea, al sitio de inserción ligamentaria original) mediante unos minitornillos muy específicos, llamados ‘de tenodesis’; así se fija el ‘nuevo ligamento’, describe, orgulloso, su desarrollo.

Las ventajas

“Ya al día siguiente comienza el período de rehabilitación; y en general se logra movilidad inmediata”, destaca, pero esa no es la única virtud del proceso: además -agrega- se disminuye considerablemente el riesgo de infecciones, hay menos edema y es menor el dolor posoperatorio.

“Otra ventaja no menos importante es que mejora la cosmética (estética), porque no deja cicatriz, o esta es mínima”, resalta, y aclara que para la persona que necesita la cirugía todas son ventajas. “Los desafíos debemos enfrentarlos nosotros, los cirujanos: implican la formación continua, que incluye un fuerte entrenamiento en diferentes técnicas”, señala... Y a esto están dedicando los esfuerzos ahora.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios