HLB: la Eeaoc dedicó una jornada de capacitación con expertos foráneos

Expertos de Brasil mostraron estudios sobre esta grave enfermedad.

CLAVE. Lo principal para la prevención de la enfermedad es la capacitación permanente de todo el personal involucrado en la producción citricola. CLAVE. Lo principal para la prevención de la enfermedad es la capacitación permanente de todo el personal involucrado en la producción citricola.
25 Junio 2022

Dentro del plan anual de capacitaciones dictadas por personal de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc), el miércoles 15 del mes en curso se desarrolló la primera jornada del año dedicada al sector citrícola.

El tema elegido para esta ocasión fue el Huanglonbing (HLB), que es considerada la enfermedad más devastadora de los cítricos a nivel mundial. Es causada, principalmente, por la bacteria Candidatus Liberibacter asiaticus (aunque hay otras formas de Liberibacter que también provocan la enfermedad). “Afecta a todas las plantas de cítricos y a algunas plantas ornamentales, como el Mirto, Murraya o Jazmín Árabe (Murraya paniculata)”, indicó Hernán Salas, director Asistente en Investigación y Tecnología Agropecuaria de la Eeaoc.

La enfermedad se propaga mediante la utilización material de propagación infectado (yemas o partes vegetales infectadas) y de su insecto vector, llamado Diaphorina citri. Con tal motivo, la Eeaoc invitó a los colegas de Fundecitrus (Fundo de Defensa da Citricultura), una institución de investigación brasileña. Los expertos foráneos expusieron sobre distintos aspectos de esta enfermedad.

Detecciones recientes

El tema reviste un enorme interés para la actividad local, teniendo en cuenta que en los últimos meses se comunicó acerca de la detección de focos aislados de Diaphorina citri en plantas de cítricos ubicadas en viviendas de poblaciones rurales de zonas cañeras: en las localidades de Manuel García Fernández y de Villa Fiad, en el departamento Leales, y en Villa de Medinas, en el departamento Chicligasta.

Inmediatamente se activó un plan de contingencia en las localidades donde se dieron las detecciones, que llevaron a cabo en forma coordinada diversas instituciones: Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la Dirección de Agricultura de la provincia, la Asociación Fitosanitaria del Noroeste Argentino (Afinoa), la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Eeaoc y las comunas rurales.

La primera exposición abordó un tema tan importante como novedoso. En 2017, Fundecitrus, Acnoa y la Eeaoc celebraron un convenio cuyo objeto fue estudiar el impacto del HLB en una plantación comercial de limoneros. Si bien esta enfermedad se manifestó con gran intensidad y provocó enormes daños a partir de 2004 en distintos países productores de cítricos -algunos de gran importancia a nivel global, como Estados Unidos y Brasil-, todos los estudios fueron dirigidos sobre especies de cítricos dulces.

Criterios

Justamente estos dos países son los que más recursos y esfuerzos destinaron al manejo de la enfermedad, instalándose en el medio dos criterios: mientras que en Estados Unidos se priorizó la búsqueda de una solución biotecnológica, en Brasil los trabajos se dirigieron más hacia el manejo en campo, mediante la erradicación de plantas enfermas, el uso de nuevas plantas sanas y el control del vector.

Por tal motivo, el objeto de este convenio constituye el primer trabajo con rigor científico que brindará la valiosa información sobre el impacto de la enfermedad en limoneros. Y la dirección de este estuvo a cargo de esta prestigiosa institución de Brasil.

Control

En segundo lugar, Marcelo Miranda, experimentado entomólogo de Fundecitrus, expuso sobre las características del vector y sobre su control químico en Brasil. Este tema resulta de gran interés, ya que si llegase a aparecer el insecto en quintas comerciales de la provincia, su control será sumamente necesario.

Sin embargo, debido a las características de nuestra citricultura, en la cual el 75% es destinado al proceso industrial y el resto al consumo fresco, las exigencias de inocuidad no permiten el uso indiscriminado de productos químicos, lo que reduce considerablemente el espectro de activos disponibles para mantener las posibilidades comerciales de nuestra producción.

Comentarios