En la capital, desarticularon otro "nuevo" clan familiar en un operativo antidrogas

Alertaron sobre la aparición de bandas que se dedican al narcomenudeo "como una forma de vida para generar ingresos económicos”.

En la capital, desarticularon otro nuevo clan familiar en un operativo antidrogas
24 Junio 2022

La División Antidrogas Tucumán de la Policía Federal (PFA) realizó ayer un allanamiento en una vivienda ubicada en la calle diagonal Alejandro Heredia, en el barrio Almafuerte, en la capital.

Según informaron fuentes oficiales, en el lugar vivía un clan familiar que se dedicaría al tráfico de drogas a gran escala.

De acuerdo a la investigación, se detuvo a cuatro miembros del “clan Condori” y se secuestraron clorhidrato de cocaína y “piedras de pasta base”, sustancia conocida como “paco”. La mercancía tenía un valor aproximado de $ 190.000 en el mercado.

A la vez, se incautó un automóvil marca Volkswagen, modelo Cross Fox, como también elementos de corte, balanzas de precisión  y aparatos tecnológicos.

Fuentes oficiales indicaron que se trataba de otra organización delictiva conformada en los últimos años, dedicada al narcomenudeo en esa zona de la capital.

“Se observa que cada vez hay más organizaciones familiares delictivas, donde todos los miembros participan. Se conforman y se adoptan a esta actividad como una forma de vida para generar ingresos económicos”, dijo una alta fuente dedicada a las investigaciones de casos de narcotráfico y narcomenudeo en la provincia.

En mayo se había desbaratado en el barrio Villa Luján a otro clan familiar nuevo, entre otros casos.

En un comunicado, los curas de la Pastoral de Adicciones de la Arquidiócesis de Tucumán alertaron sobre el notorio crecimiento del tráfico y consumo de drogas entre los más jóvenes.

Advirtieron que la pandemia había golpeado especialmente a los más pobres y ante la falta de trabajo “la venta de drogas ofrecía a algunos vecinos el acceso rápido a sumas de dinero que ni trabajando por meses de modo formal y bien remunerado lograrían obtener”.

“Se ha vuelto alarmante la captación de niños y adolescentes para el funcionamiento de este comercio, generando así una cruel explotación infantil para fines delictivos. Nos duele ver niños de madres adictas que nacen con el síndrome de abstinencia y ya con graves problemas de salud que difícilmente se podrán sanar”, describieron los sacerdotes.

Entre enero y mayo de este año, de acuerdo a datos oficiales, se habían iniciado 525 causas en tribunales federales por procedimientos de drogas, narcotráfico y menudeo -no incluye simple tenencia y tenencia para consumo-. Además, hubo 34 allanamientos y 60 detenidos.

En 2021 se registraron 1.117 causas, 105 allanamientos, 217 detenidos.

En la capital, desarticularon otro nuevo clan familiar en un operativo antidrogas
Comentarios