Jaldo y Alfaro volvieron a cruzarse por la falta de saludos

Los dirigentes usaron munición gruesa

26 Mayo 2022

“Si el intendente extraña (un abrazo) corre por su cuenta. Y diría que lo viene extrañando hace tiempo, hasta la foto”. El gobernador Osvaldo Jaldo no dejó pasar la oportunidad de contestarle ayer al intendente Germán Alfaro, quien lo había criticado por no haberlo saludado durante el Tedeum realizado en la Catedral durante el 25 de Mayo. La situación fue tensa ya que la máxima autoridad de la provincia y la de la Capital estuvieron separados por pocos metros dentro de la Catedral, pero no cruzaron palabra. “No corresponde que (Alfaro) intente empañar una fecha patria porque extrañe un abrazo o un beso del gobernador”, aseguró Jaldo, sin querer profundizar más en la polémica. Sin embargo, le sugirió al intendente “que se instruya un poco más y que lea la Constitución de la Provincia”. “El Vicegobernador queda a cargo de la gobernación cuando se ausenta el Gobernador. Y el vice se llama Osvaldo Jaldo, y está bien agarradito al sillón del Gobernador”, replicó. “Ya está en plena campaña política. A lo mejor Alfaro tiene confundidos los roles, pero el gobernador soy yo, no él”, cerró.

Durante la mañana, Alfaro, en “Buen día”, el noticiero de LG Play, aseguró que Jaldo “tiene confundidos los roles, porque tiene un sillón prestado (Lucas Córdoba) y no sé hasta cuándo. Aquí no se trata de protocolo ni de mayor o menor jerarquía, sino de don de gente, de personas de bien”. “Este no es el Osvaldo Jaldo que conocía. Lo veo sin autonomía, dependiente. (Juan) Manzur seguramente le habría dicho que no me saludara o quiso darle un mensaje a Manzur”, dijo Alfaro. El intendente, además, criticó la política de seguridad del Gobierno al hablar sobre los últimos homicidios. “Las acciones del Gobernador no están resultando”, indicó. “La gente se queja de la incompetencia de la Policía ante la inseguridad”, manifestó.

Pero los cruces no quedaron entre ellos dos solamente. Enrique Romero, subsecretario de Tránsito y Transporte de la capital, arremetió contra el gobernador. “Jaldo es un tambero calentón con mala leche, porque la que consume se corta cuando entra en contacto con su pensamiento ácido. Debe dejar de consumir leche cruda y pasteurizar su pensamiento, no solo para que no le haga mal a él, sino para que no siga perjudicando a los tucumanos por impericia técnica e insolvencia moral”, dijo Romero. Y las respuestas no se hicieron esperar. “Hace siete años que los habitantes de San Miguel de Tucumán sufrimos la inoperancia de Germán Alfaro. Tenemos un intendente rodeado de payasos que no solucionaron un problema de los ciudadanos”, afirmó el ex legislador y dirigente jaldista, Marcelo Caponio. “Hace siete años que está escondido -agregó-, mudo y preocupado solamente por las herencias y sucesiones familiares. El caos vehicular, la basura, el mal estado de las calles y veredas, la falta de iluminación, la falta de política de reforestación, la ausencia de canales de desagües pluviales hizo que San Miguel de Tucumán sea una de las peores ciudades del país para vivir”, arremetió. En tanto, el legislador Dante Loza afirmó que “vería con buenos ojos que el intendente Alfaro se ocupe del arbolado de la capital antes que de estar llorando porque no lo abrazaron en el Tedeum”. Y su par Javier Morof también recogió el guante: “Alfaro tiene que entender que todos los políticos tenemos el sillón prestado por el pueblo”, dijo. “Los políticos tenemos que dar el ejemplo”, agregó.

Seguramente, los cruces seguirán. No se ve intención de que las aguas se tranquilicen.

Comentarios