“En Argentina no hay conciencia del potencial de la industria de la animación”

El periodista Tomás Eliaschev destaca el valor de las producciones nacionales.

LARGUIRUCHO. Uno de los célebres personajes creados por el artista argentino Manuel García Ferré. LARGUIRUCHO. Uno de los célebres personajes creados por el artista argentino Manuel García Ferré.

La parte final del diálogo con el periodista Tomás Eliaschev, especialista en el mundo de la animación, continuó de esta manera:

-¿Qué pasa con la animación made in argentina? ¿Cómo se inserta el canal estatal Paka –Paka en esto?

-La animación en Argentina tiene mucho potencial y no está siendo desplegado. No hay conciencia en la sociedad, ni en los dirigentes políticos y quienes definen el destino económico del país de la magnitud que puede tener esta industria y todo lo que puede generar.

Hay experiencias profesionales en Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Se estudia, compite en festivales internacionales y se generan producciones para otros países porque acá hay hoy mano de obra barata. Pero los recursos para producir para Argentina son pocos. Creo que falta ese debate de qué camino tomará esta industria en nuestro país, ese es mi humilde aporte como periodista especializado.

La animación en Argentina tiene una rica historia con dos personalidades. El primero es Quirino Cristiani, un inmigrante italiano que llegó al país de niño y fue el primero en dirigir un largometraje de animación, El apóstol, en 1917. Cuando Walt Disney llegó a la Argentina en 1941, en el contexto de una fuerte huelga que le iniciaban los dibujantes a su estudio, pidió encontrarse con él. Disney no podía creer cuando conoció su trabajo y no dudó en ofrecerle un contrato para irse a trabajar con él a Estados Unidos. Así fue Florencio Molina Campos, quien viajó junto a Walt para trabajar en Estados Unidos.

Otro de los personajes destacados en el país fue Manuel García Ferré quien logró masificar sus producciones y que forman parte hoy de la cultura argentina: Hijitus, Larguirucho, Pucho Petete, Oaky, entre otros.

En cuanto a Paka Paka, creo que es trascendental la creación de una canal que sirvió a que se realicen trabajos como Zamba y Nina, Petit, Minimalitos, entre otros dibujos que se reproducen y vienen de diferentes lugares del mundo. Ojalá hayan más señales así en la región y podamos conocer otros mundos y realidades diferentes.

Tecnología

Con respecto a la tecnología, uno de los avances destacados en animación fue “Quirinux por Quirino Cristiani”, es un sistema operativo completo y funcional. A diferencia de otros sistemas como Windows y MacOs, Quirinux ya viene con todo lo necesario para filmar una película de animación. En 2019 fue lanzada con gran éxito su versión «piloto», conocida como Spartan. Es un proyecto que cuenta con la colaboración de estudiantes y profesores del IDAC, el (Instituto de Arte Cinematográfico de Avellaneda) en Buenos Aires.

Comentarios