Una propuesta para fortalecer los vínculos filiales

El presidente de la Fundación Centro de la Familia enumeró los principales desafíos actuales y las posibles soluciones a una institución golpeada.

PROYECTOS PARA AYUDAR. La Fundación Centro de la Familia tiene planes para consolidar los vínculos. PROYECTOS PARA AYUDAR. La Fundación Centro de la Familia tiene planes para consolidar los vínculos.

“Ninguna otra institución en la actualidad ha sido tan golpeada como la familia”, afirma el profesor Matías Gordillo, presidente de la Fundación Centro de la Familia, que está impulsando una serie de actividades para atender la problemática de ese núcleo de la sociedad. “Nuestro objetivo es asistir, orientar y acompañarla integralmente, promoviendo el fortalecimiento de los vínculos”, destacó en diálogo con LA GACETA.

“Estamos ofreciendo un servicio profesional, con psicólogos que atienden, por ejemplo, la realidad de los adolescentes, que ayudan en el asesoramiento a padres para la educación de los hijos. También vamos a trabajar con un grupo de orientadores familiares que ya funciona en Tucumán bajo el nombre de ‘familiólogos’, que entre otras cosas, ayudan a los matrimonios que están en crisis y también en la educación de los hijos. Nos hemos vinculado con otros profesionales que acompañan a los matrimonios en las decisiones respecto de la paternidad responsable y con profesionales del derecho que van a asesorar en mediación. Además, la fundación quiere tener una participación cívica presentando proyectos de ley que favorezcan el fortalecimiento de la familia”, detalló Gordillo.

Respecto de los desafíos que afronta la familia actual, destacó: “hoy, para muchos jóvenes, no es una propuesta atractiva formar una familia, más bien lo ven como una pérdida de su propia libertad y de su vida”. “Bajo esa misma mentalidad se posterga a se renuncia a la paternidad o maternidad. También hay crisis en los matrimonios y se ha incrementado la ruptura del vínculo. El ritmo de vida que llevamos, que tiene tanto estrés, termina debilitando los vínculos filiales, y a veces la familia se convierte en un conjunto de islas y no en un vínculo de amor, donde uno se da a conocer y se desarrolla”, remarcó.

“A veces el papá y la mamá están tan absorbidos por la realidad económica y laboral que no encuentran los tiempos para dedicarse a los hijos. Influye, asimismo el materialismo, y creer que una buena casa, un buen auto o cierta solvencia económica alcanza para cubrir las necesidades de los chicos. Vemos muchos ‘hijos huérfanos’ de padres que están vivos. A eso se suman los problemas de adicciones (drogas, alcohol y celulares o tecnología), que pueden desviar la vida de los jóvenes. Hay que tener mucho cuidado con las redes sociales. La emancipación digital de los chicos ha bajado la edad y eso los expone al grooming, por ejemplo. Un delito que hoy está creciendo”, advirtió.

En cuanto a las soluciones a esta problemática, dijo que se requiere la confluencia de varios factores. “Todos los organismos de la vida social deben ponerse en función de rescatar la célula base de la sociedad, que es la familia, si los padres no asumimos nuestra responsabilidad y nos hacemos líderes de nuestros hijos, es difícil que el Estado nos reemplace; pero también el Estado debe acompañar con leyes que favorezcan la familia y la Escuela debe acompañar con una formación que no sea sólo técnica sino también cultural y moral”, puntualizó.

La Fundación convoca a la ciudadanía en general a participar y a colaborar con la institución. También a empresas que puedan colaborar económicamente para que las actividades planificadas puedan concretarse. Los interesados pueden mandar un mail a la dirección [email protected], un mensaje por WhatsApp al teléfono 3815182351 o ingresar en la página web www.cedefa.com.ar.

Comentarios