El Gobierno no logra un acuerdo y tensa la relación con el FMI

Mientras se busca apoyo en Estados Unidos por la negociación, se le cerró la puerta a la oposición.

GESTO. A través de Antony Blinken, el Gobierno de EEUU manifestó que respalda una “economía argentina vibrante”. cancilleria GESTO. A través de Antony Blinken, el Gobierno de EEUU manifestó que respalda una “economía argentina vibrante”. cancilleria
18 Enero 2022

El acuerdo por la renegociación de la deuda pública que mantiene la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI), sigue siendo un anhelo para el Gobierno nacional. Mientras el canciller, Santiago Cafiero, se reunió con Antony Blinken, secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos, en Washington, para intentar destrabar algunos aspectos políticos de la negociación; el ministro de Economía, Martín Guzmán, habló de algunas diferencias con el organismo monetario. Manifestó: “si el FMI empuja a Argentina a una situación desestabilizante, va también a tener una legitimidad menor en el futuro”.

En una entrevista con una agencia francesa, el responsable de la economía argentina expresó que el “panorama puede ser muy virtuoso” en caso de llegar a un acuerdo. “Argentina tiene un superávit comercial muy alto, que está en los niveles más altos que hemos logrado. Fue superior a los U$S 15.000 millones en 2021. ¿Cuál es el problema de balanza de pagos que enfrenta Argentina en 2022? Es justamente la deuda con el FMI. Es al revés de lo que naturalmente ocurre. Es la deuda con el FMI la que genera el problema de balanza de pagos. Y por eso es importante poder refinanciarla. Es importante para el país y también para el FMI”, remarcó Guzmán.

En este contexto resulta importante detallar que Argentina busca un acuerdo que le posibilite extender los plazos de pago de unos U$S 44.000 millones que le adeuda a la entidad desde 2018, cuando firmó un crédito por un monto de hasta U$S 57.000 millones. De acuerdo a lo que se había comprometido la gestión del ex presidente Mauricio Macri, Argentina debería abonar 19.000 millones de dólares, en concepto de vencimientos de capital e intereses, en marzo.

“Si el FMI empuja a Argentina a una situación desestabilizante, va también a tener una legitimidad menor en el futuro, cuando otros países requieran del multilateralismo para poder resolver junto a la comunidad internacional sus problemas. Si queremos protegernos entre todos y proteger el funcionamiento del multilateralismo, es importante acordar algo que sea creíble. Y creíble quiere decir implementable”, enfatizó de forma contundente el ministro.

En relación a las pautas fiscales, Guzmán indicó que “prácticamente hay acuerdo sobre hacia dónde hay que converger, cuál es el resultado fiscal primario”. “La diferencia está en las velocidades y eso tiene que ver con que se están mirando objetivos diferentes. En 2021, con una economía creciendo al 10%, el déficit fiscal primario cayó 3,5 puntos del Producto Bruto Interno (PBI). El déficit fiscal de 2021 fue de entre 2,9 y 3% del PIB, esta cifra se va a conocer el 20 de enero. Es una caída muy fuerte. Se está dando una consolidación fiscal virtuosa”, precisó.

Sobre los pedidos que el FMI realizó al gobierno de Alberto Fernández, el titular del Palacio de Hacienda remarcó que lo que el organismo planteó “es que debe haber una consolidación fiscal más rápida”. “Pero hay dos problemas: el primero es que la forma cómo ellos lo plantean detendría la recuperación económica en el corto plazo. El segundo es que el punto en el cual se enfocaría la más rápida consolidación fiscal sería en una expansión menor de la inversión en infraestructura pública. Para nosotros eso es crítico, porque esa inversión es la que más necesita Argentina, desde el punto de vista productivo. Es ahí donde está la tensión”, argumentó.

“Socios y amigos”

Las declaraciones vertidas por Antony Blinken, secretario de Estado de Joe Biden, en la reunión que mantuvo con el Canciller argentino, pueden interpretarse como un guiño alentador en el Gobierno. “Apoyamos muy firmemente una economía argentina vibrante”, dijo Blinken en el encuentro que se llevó a cabo en el Salón Thomas Jefferson.

En esta misma línea, el funcionario estadounidense afirmó que “Argentina es un amigo y un socio en el hemisferio” y que el respaldo “fortalecerá las relaciones bilaterales y el liderazgo del país en el hemisferio norte y el resto de la región”.

Si bien el encuentro fue pautado para abordar todos los temas de la relación bilateral, las conversaciones sobre la realidad económicas resultaron ineludibles porque Estados Unidos tiene un rol clave en la negociación con el FMI. Aquel país posee el 17% de la representación en el directorio, lo que le otorga el poder de veto.

Por su parte, Cafiero agradeció el recibimiento y remarcó que para el país “es muy importante” que se llevara a cabo la reunión: “Es muy importante que sigamos fortaleciendo la relación con Estados Unidos”, sentenció.

JxC plantó postura

Los opositores piden que el debate llegue al congreso

Ante la fallida reunión con el ministro Martín Guzmán, la mesa nacional de Juntos por el Cambio (JxC) se reunió y emitió un comunicado en el que le reclaman al Ejecutivo “un plan económico” y una negociación seria con el Fondo Monetario Internacional.

“La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio se reunió y reafirmó la necesidad de que el Gobierno Nacional tenga un plan que resuelva los graves problemas de desarrollo de los sectores de la economía, que favorezca la inversión productiva, el trabajo; y dé solución a la inflación, pobreza y fuga de talentos que golpea al conjunto de la sociedad argentina”, expuso el texto firmado, entre otros, por Mauricio Macri. Además, agregan: “necesitamos un acuerdo serio y sin improvisaciones por el bien de toda la Argentina. Cuando exista una carta de intención con el FMI, su tratamiento en el Congreso debe ser transparente con todas las fuerzas políticas y de cara a la gente”.

Finalmente, remarcaron que la coalición siempre colaboró para lograr acuerdos financieros.

Comentarios