Jaldo pone una barrera a las críticas opositoras y Manzur aguanta el "fuego amigo"

La cumbre de Juntos por el Cambio para cerrar el 2021 agitó las aguas en la Casa de Gobierno.

MANZUR Y JALDO. El jefe de Gabinete y el gobernador interino, juntos, en la última visita presidencial. Foto: Twitter @osvaldojaldo MANZUR Y JALDO. El jefe de Gabinete y el gobernador interino, juntos, en la última visita presidencial. Foto: Twitter @osvaldojaldo

¿Qué pasó esta semana que los ministros salieron a contestar directamente a la oposición? La cumbre con la que Juntos por el Cambio cerró este año electoral no hizo más que reavivar el fuego político en una Casa de Gobierno que se aprestaba a ingresar en la zona de las licencias masivas de personal. "Salgan ustedes a defender la gestión", fue la instrucción que el vicegobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, lanzó el lunes desde Buenos Aires, antes de firmar el Consenso Fiscal. El titular de la Cámara tomaba un café con el gobernador en uso de licencia y jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manzur, cuando comenzó a leer las críticas opositoras hacia el binomio y hacia distintas áreas del Gobierno.

"Los ministros tienen que jugar en toda la cancha, área por área, tema por tema. Cuando se habla de gestión no se refiere a una persona, sino a un equipo", cuentan que expresó Jaldo. Hubo algunos colaboradores que le recordaron que esa no era la impronta que Manzur había puesto a su gabinete. El sanitarista, en reiteradas oportunidades, había dado instrucciones para no salir a contestar las críticas, ni confrontar con la oposición. Con Jaldo las cosas cambiaron. "Tienen que responder ante los cuestionamientos, con argumentos concretos; yo estaré avalando cada una de las declaraciones que hagan mis colaboradores. No me voy a ocultar", comentó el vicegobernador a cargo del PE respecto del cambio de estrategia interna. Pero la defensa de la gestión no se circunscribió tan sólo al Poder Ejecutivo. Desde la Legislatura, algunos referentes jaldistas e incluso el presidente subrogante del cuerpo, Sergio Mansilla, han tomado la posta. “Tucumán atraviesa una realidad única en materia de obras públicas y para el próximo año se prevé la concreción de muchas obras importantes para nuestra comunidad. Ellos no pueden opinar, gobernaron cuatro años y en ese tiempo no llegaron obras a la provincia y encima ahora estamos pagando las consecuencias del endeudamiento que generaron”, supo decir el ex intendente de Aguilares.

Mientras Jaldo se planta ante la oposición local, en Buenos Aires Manzur admite en voz baja que es blanco de un plan de desgaste para alejarlo de la Jefatura de Gabinete de la Nación. Incluso, sus colaboradores han deslizado la posibilidad de que se trate de "fuego amigo". El tucumano está cómodo en su rol nacional (curiosamente, hoy no registra actividad oficial en la agenda difundida por la Casa Rosada). No tiene previsto, por ahora, dejar el cargo, tal como se deslizó en distintos ámbitos. "Aguantará los embates en la medida que Alberto (Fernández) lo respalde", puntualizan en su entorno.

Ni Jaldo ni Manzur han pensado en las vacaciones. Inicialmente, ambos habían previsto tomarse unos días durante enero. Los dos ponen en dudas sus licencias. El vicegobernador analizará hoy con sus colaboradores el esquema de guardias rotativas para contar con un plantel de ministros en la primera quincena de enero y otro pelotón que tendrá que estar activo en la segunda quincena. En la administración pública, prácticamente no habrá empleados públicos, ya que el 80% del plantel se tomará licencia. Sólo habrá un esquema de emergencia que atenderá en la sede del Poder Ejecutivo hasta las 14. Manzur, en tanto, espera la cumbre con los gobernadores, prevista para el 5 de enero, y probablemente el Gobierno nacional intente cerrar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional durante enero. Ayer, el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme, salió a respaldar al gobernador en uso de licencia. "Manzur ha ido cambiando las condiciones de la campaña, mejorando el espíritu colectivo de las poblaciones que lo integran, y esto se vio reflejado en el resultado electoral donde recuperamos más de tres puntos en la Provincia de Buenos Aires", expresó. Además, puntualizó que "tomó con mucha atención el manejo de la agenda, no solo de la jefatura de gabinete, sino de los ministros".

En ese contexto, expresó que Manzur es "fundamental" para respaldar al presidente Fernández a la hora de encauzar el Presupuesto 2022 porque tiene la virtud de "generar consensos, es un hombre que funda su acción política en esa construcción y en el diálogo permanente con sus interlocutores de equipo; aquí no va haber espacio ni decisión no conversada, no va haber un modelo discriminatorio". "Por el contrario, tiene una excelente relación con el Presidente, los ministros, los gobernadores, los intendentes de la Provincia de Buenos Aires, que son muy importantes, y con el resto de los integrantes del Frente de Todos; con el jefe de bloque de la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, y con el presidente de la Cámara, Sergio Massa, y además, en primera línea de diálogo están los dirigentes de la CGT", aseveró en diálogo con la agencia Télam.

Comentarios