Condenaron por homicidio culposo a un joven que causó un accidente fatal

A instancias de la Unidad Fiscal de Atentados contra las Personas del MPF se realizó este lunes una audiencia de juicio abreviado. Prisión condicional de tres años, inhabilitación de conducir por siete y reglas de conducta.

HECHA AÑICOS. Así quedó la camioneta Volkswagen Amarok que conducía Fernández luego del choque.   HECHA AÑICOS. Así quedó la camioneta Volkswagen Amarok que conducía Fernández luego del choque.

Un joven fue condenado ayer a tres años de prisión condicional por el delito de Homicidio culposo. El condenado reconoció en juicio abreviado que protagonizó el accidente en el cual perdió la vida Sebastián Ruiz Huidobro (23 años) a fines del año pasado. La sentencia abarcó también la prohibición de manejar por siete años y atenerse a normas de conducta.

El hecho ilícito

En la madrugada del 29 de noviembre de 2020, a las 2 aproximadamente, un grupo de jóvenes circulaba por la calzada oeste de la diagonal Raúl Leccese, a la altura del kilómetro 1 de Tafí Viejo, con sentido de norte a sur en una camioneta marca Volkswagen Amarok, la cual era conducida por Javier Augusto Fernández (24 años). Según se determinó -y fue reconocido por Fernández en el juicio- conducía a una velocidad de 150 km/h cuando ocurrió la tragedia.

Según se leyó en el juicio abreviado, el conductor, omitiendo el deber de circular con cuidado y previsión en el manejo, debido a la velocidad, perdió el dominio de la camioneta impactando con su lateral derecho delantero contra la columna que sostiene el puente peatonal Los Pocitos. Por el impacto resultaron lesionados los acompañantes de Fernández, entre ellos, Sebastián Ruiz Huidobro, que terminaría falleciendo.

Audiencia

Por delegaciones de Pedro León Gallo, el titular de la Unidad Fiscal de Atentados contra las Personas, del Ministerio Público Fiscal (MPF), el auxiliar, Benjamín Zavalía fue el encargado de oralizar el acuerdo de juicio arribado entre las partes.

La calificación legal es por los delitos de “homicidio culposo por conducción imprudente y antirreglamentaria de un vehículo automotor, en concurso ideal con lesiones culposas, en calidad de autor”.

ESPECTADORES. Decenas de personas intentaron ayudar. La Policía marcó el perímetro y auxilió a los heridos. ESPECTADORES. Decenas de personas intentaron ayudar. La Policía marcó el perímetro y auxilió a los heridos.

De esta manera, la pena para Fernández fue de tres años de ejecución condicional, la inhabilitación especial para manejar vehículos con motor y atenerse a acudir a los llamados de la Justicia y someterse al control de patronato.

Las pruebas ofrecidas

Entre las evidencias, el investigador detalló el informe accidentológico realizado por parte del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), que establece que el conductor perdió el dominio del vehículo mientras circulaba a alta velocidad (150 km/h), lo que le impidió realizar maniobras tendientes a evitar el siniestro vial.

Otro elemento que se ofreció de prueba fue que el dosaje practicado al conductor no arrojó la presencia de alcohol en sangre.

“Reconozco la conducción imprudente y las consecuencias ocasionadas”, sostuvo el imputado Fernández al momento de expresarse sobre el hecho. La admisión del delito es necesaria para arribar a este tipo de acuerdos. La jueza interviniente en el caso homologó la resolución que le proponían las partes.

Al dirigir unas últimas palabras, la mamá la víctima expresó: “(Manejar) a esa velocidad es negligencia y desinterés por la vida”.

Comentarios