Cadetes despiden a un compañero que falleció atropellado en Lomas de Tafí

El joven murió en el lugar del hecho a causa de las lesiones del accidente ocurrido a las 4 horas del viernes.

POLICIA DE TUCUMÁN / FOTO DE ARCHIVO (COMUNICACIÓN PÚBLICA) POLICIA DE TUCUMÁN / FOTO DE ARCHIVO (COMUNICACIÓN PÚBLICA)
24 Diciembre 2021

Por Luciana Nadales

“Salió de trabajar y fue a su casa para buscar una moto más grande que se había comprado hace un mes. Se iba a Lomas a encontrarse con unos amigos en una YPF, se cruzó un auto y lo chocó”, contó uno de los tíos de Eric Caferro, de 22 años, uno de los cadetes de la sandwichería “El Turco”, ubicada en Francisco de Aguirre al 2.100.

El joven murió en el lugar del hecho a causa de las lesiones del accidente ocurrido a las 4 horas del viernes en calle Jaldo de Lomas de Tafí. Según los investigadores, el conductor circulaba por calle Alicia Garzón de Este hacia Oeste; se trata de Miguel Ángel Martínez Piquera, quien se encuentra aprehendido. “Se va a pedir audiencia sobre el caso”, aseguró Alfredo Sánchez, de la Fiscalía Atentados contra las Personas.

Los familiares, vecinos y amigos del joven lo despidieron en las salas velatorias de calle José Colombres primera cuadra. “Era una gran persona, un chico sano, no tenía vicios. Trabajaba de cadete por estos meses de verano”, expresó su tío en la puerta del lugar. Se encontraban sus tíos, primos, compañeros de trabajo y amigos más cercanos. “Fue un chico alcoholizado el que lo chocó”, opinó a lo lejos un amigo de la víctima.

A pesar de que hay varias hipótesis, aún se desconocen más detalles del accidente. El lugar en donde trabajaba Eric, una reconocida sandwichería de la avenida Francisco de Aguirre, se encontraba a puertas cerradas, y con un cartel que decía “cerrado por duelo”. Uno de sus compañeros se encontraba allí y contó que estaban todos muy dolidos por lo sucedido.

“Yo no trabajé anoche (jueves) pero me enteré por el grupo de WhatsApp del trabajo. Nos dijeron que lo habían chocado. Al parecer un compañero estaba entregando un pedido y lo vio. Llamó a la sandwichería para avisarnos”, expresó el joven, que no quiso brindar su identidad. Según contó, los encargados de la cadetería cambiaban mucho sus días y horarios, por lo cual no se acuerda desde hace cuánto trabajaba Eric. “Él no estaba trabajando en el momento del choque. Es increíble la delincuencia que hay en la calle y nosotros seguimos trabajando. Esta inseguridad se tiene que acabar”, remarcó.

Decenas de motos se acercaron a la cuadra de la sala velatoria, tocando sus bocinas y cortando la calle en modo de despedida de Eric. A las 15 trasladarían el cuerpo al cementerio San Antonio de Padua. “Son borrachos a los que no les importa nada. Se creen los dueños de la calle y más en estas épocas de Navidad y año nuevo”, agregó uno de sus amigos. La Fiscalía a cargo de la investigación es la Unidad Fiscal de Atentados contra las Personas, a cargo de Pedro Gallo.

Comentarios