River fue una máquina y goleó a Colón en la final del Trofeo de Campeones

Con goles de Álvarez (2), Rollheiser y Carrascal, el Millonario derrotó 4-0 al Sabalero en Santiago del Estero y sumó un nuevo título antes de fin de año.

LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA
18 Diciembre 2021

River goleó por 4-0 a Colón y se quedó con el Trofeo de Campeones en Santiago del Estero. Julián Álvarez (2), Benjamín Rollheiser y Jorge Carrascal fueron los autores de los tantos del Millonario ante el Sabalero y Marcelo Gallardo cerró así el año con otro título.

Gran parte de la primera mitad transcurrió con intensidad; aunque mucha de ésta se dio en el mediocampo y no pudo traducirse en un caudal significativo de jugadas de ataque. 

Los números indicaban que al cabo de los primeros 45 minutos hubieron apenas cuatro remates al arco: tres del equipo de Núñez y solo uno por parte de los santafesinos.

Fue recién a los 41 minutos que llegó el avance más notorio. Recostado sobre la derecha del campo de juego, Santiago Simón recibió en las inmediaciones del área y envió un centro perfecto a la puerta del área chica. 

Entre los centrales Paolo Goltz y Bruno Bianchi no se entendieron, y cuando se dieron cuenta, ya era tarde... Julián Álvarez había encontrado el camino vacío para entrar con serenidad, alzar su pierna izquierda y dirigir, con el empeine, el balón hacia el segundo palo de Burián, que quedó a contrapié. Cuero a la red y 1 a 0 para los de Gallardo.

El segundo tiempo ya se jugaba como quería River. Y eso desató la actitud impetuosa que al Millonario se le había visto en el último tramo del Torneo 2021. Entonces, a los 13 minutos del complemento llegó el aumento. 

LA GACETA / FRANCO VERA LA GACETA / FRANCO VERA

La jugada nació en un error de Rafael Delgado. El lateral izquierdo del equipo dirigido por Eduardo Domínguez quiso salir con un pase cruzado, pero el tiro salió corto y la pelota le quedó servida a un José Paradela libre que tenía varios metros de cancha para galopar. 

A gusto, el volante avanzó, tiró una pared con Enzo Fernández y volvió a recibir ya a centímetros de la línea del fondo. Ahí envió el buscapié para Julián Álvarez. Y la “Araña” remató de primera, la pelota rebotó y luego la empujó a la red para comenzar a sentenciar el partido.

Los de Domínguez intentaron no bajar los brazos pero nunca encontraron los caminos y la mayoría de sus insinuaciones fueron más por empuje que por juego asociado. 

El Millonario, con más espacios, es letal. Julián Álvarez, la gran figura de la noche, comenzó a apilar rivales y probó desde afuera, pero su remate se estrelló contra el palo. 

Benjamín Rollheiser apareció solo para darle un pase a la red y de esa manera marcar su primer gol en la máxima categoría del fútbol argentino.

La frutilla del postre la puso Jorge Carrascal. El oriundo de Calchín, por si le faltaba algo, asistió de manera exquisita al colombiano, quien marcó el 4-0 definitivo con un certero remate.

Comentarios