Santiago está en llamas por la final entre River y Colón

Las plazas hoteleras están completas y los hinchas ya recorren las calles. Enviado especial.

EN LOS BARES. Los hinchas de Colón coparon un comedor en la previa al partido ante River. EN LOS BARES. Los hinchas de Colón coparon un comedor en la previa al partido ante River. LA GACETA / FRANCO VERA VÍA MÓVIL

Santiago del Estero está en llamas y no es solamente por los 34 grados que decoran el mediodía. Explota la ciudad, luce rebalsada. Al igual que hace 10 días cuando Talleres y Boca definieron la Copa Argentina no hay lugar para nadie más. Las plazas hoteleras están completas y eso queda demostrado en las calles, en las que miles de personas caminan de aquí para allá.

El centro, la costanera y cada rincón de la ciudad está repleto de hinchas de Colón y de River. En los bares se percibe alegría, fervor, entusiasmo y algo de nervios, claro. Hoy hay otra final, se define el Trofeo de Campeones y una vez más Santiago está en el centro de la escena nacional.

Santiago también está dividido en dos. Si bien River es River y sus hinchas están diseminados en cada centímetro de nuestro mapa, Colón recibió idéntica cantidad de localidades y sus simpatizantes se volcaron como locos para vivir otra final asombrosa, que le da otro toque divino a uno de los mejores momentos de su historia.

River y Colón se enfrentarán en el Madre de Ciudades, desde las 21.10, con la transmisión de TNT Sports

Como si todo el marco y el contexto fuese poco, la finalísima tendrá condimentos cruzados. El “Sabalero” intentará bordarse en el pecho la segunda estrella desde su fundación, mientras que el “Millonario” irá por el tercer título en un 2021 que fue casi perfecto (sólo le faltó consagrarse en la Copa Libertadores) y en el que recibió la confirmación de que Marcelo Gallardo seguirá al frente del equipo por un año más.

En frente estará un Colón que sabe que llega como punto, pero que tiene clarísimo que puede transformarse en banca. Luego de haberse consagrado en la Copa de la Liga en el inicio de este año, buscará cerrarlo con todo; además tiene como DT a uno de los pocos que pueden sacar pecho ante “Muñeco”: Eduardo Domínguez.

El entrenador “Sabalero” es casi una especie de bestia negra Gallardo. Sobre ocho partidos en los que se cruzaron, el entrenador “Sabalero” solo perdió una vez (en abril de este año); como contrapartida ganó tres partidos y empató cuatro.

Pero una final es una final y el cómo llega cada equipo y los contextos quedan de lado ni bien la pelota comienza a rodar. Por eso los hinchas de River no se hacen demasiados problemas por el flojo nivel que mostró su equipo luego de consagrarse en la Liga Profesional. Y mucho menos los de Colón reniegan por ese andar irregular de un “Sabalero” que un partido juega para ocho puntos y al siguiente lo hace para tres.

Antes que el fútbol doméstico ingrese en vacaciones, habrá fútbol del bueno. Sí; y como en todo este último tiempo, Santiago puede decir orgullosa que será sede de un juego que más de uno quiere ver de cerca.

Comentarios