“Los efectivos deben tener atención en salud mental”

El presidente del Colegio de Psicólogos, González Marchetti, se reunió con autoridades de Seguridad para plantear el tema.

PEDIDO. Los profesionales exigen más énfasis en el control de ingresos. twitter @OsvaldoJaldo PEDIDO. Los profesionales exigen más énfasis en el control de ingresos. twitter @OsvaldoJaldo

“Estamos interesados en que los controles psicológicos se hagan en el ingreso, pero también creemos que los efectivos deben tener una atención en salud mental permanente”, explicó el presidente del Colegio de Psicólogos, Roberto González Marchetti.

La entidad presentó en febrero pasado una nota mostrando su preocupación sobre la evaluación psicológica que se le hacían a los hombres que estaban por ingresar a la fuerza. En esa oportunidad habían cuestionado que sólo cinco profesionales estaban destinados a realizar esa tarea a unas 1.200 personas. Advirtieron además que, a su entender, no se realizaba un trabajo exhaustivo para determinar si estaban aptos para portar y utilizar armas de fuego.

Con la asunción del ministro de Seguridad Eugenio Agüero Gamboa, los profesionales volvieron a insistir en su pedido. El martes fueron recibidos por el secretario del área Luis Ibáñez. “El encuentro fue positivo porque escucharon nuestros planteos y nos dijeron que los tendrían en cuenta. También acordamos que el Colegio brindará colaboración”, señaló González Marchetti.

El titular del Colegio de Psicólogos dijo que los aspirantes de la fuerza deben ser analizados en estas otras cuestiones:

- Conocer el criterio de realidad que tiene cada aspirante.

- No deben tener indicadores emocionales o de organicidad.

- Deben presentar normal madurez perceptiva y motriz.

- Estabilidad emocional y un buen nivel de autoestima.

- Que sea responsable y que sea capaz de aceptar órdenes.

- Deben tener predisposición al trabajo en equipo y pertenencia al grupo.

- Tienen que demostrar tener control de impulso, control interno y manejo de la capacidad defensiva.

“En la reunión se comprometieron a realizar una nueva evaluación para ver si todos los aspirantes pueden llegar a portar armas”, indicó. “Pero también nos interesa que los efectivos reciban atención mientras cumplen con su función. Hay que atender los casos de los efectivos que han sufrido algún tipo de situación traumática cumpliendo con su deber”, añadió.

González Marchetti indicó que estar en una escena de un crimen, intervenir en accidentes de tránsito o actuar en la investigación de un suicidio puede generar un estrés que deber ser seguido. “También nos hemos ofrecido a organizar talleres para todas las personas que pueden quedar traumadas por la tarea que realizaron”, concluyó.

Comentarios