Causa Lebbos: Lamentó que no se peritara antes el IMEI de la víctima

Soria dijo que en 2006 era conocida la importancia del análisis.

03 Dic 2021
1

OFICIAL DE LA PSA. Soria declara en el juicio del ex fiscal Albaca. LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

Jorge Gabriel Soria es oficial de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA): en 2013, se integró a la unidad del fiscal Diego López Ávila para analizar las pruebas telefónicas de la causa “Lebbos”. Esta tarea permitió determinar en ese momento que el dispositivo de propiedad de la víctima Paulina Lebbos había sido utilizado una hora después de la desaparición ocurrida en 2006. “Vimos que la sábana correspondiente al IMEI del aparato había sido pedida, pero que la empresa Movistar nunca la había provisto. Hubiera sido muy importante tener la información desde el comienzo. Ahí la causa tuvo un avance importante porque aparecen los chips colocados después de que la línea de Lebbos fue retirada del teléfono”, recordó el testigo.

Según la Enacom, el IMEI (International Mobile Station Equipment Identity, en inglés) es un código de 15 dígitos pregrabado por el fabricante para identificar cada equipo móvil a nivel mundial. “Para mí la obtención de la sábana de la víctima fue lo más relevante porque permitió ver el recorrido del teléfono más allá de su desaparición. El IMEI estuvo activo hasta 2011”, expresó el oficial de la PSA durante la audiencia. Y añadió que en 2006 el entrecruzamiento de llamados se hacía manualmente, pero que podía practicarse.

“Para esa época era harto conocida la importancia de la sábana del IMEI del teléfono. En cualquier investigación, la información sobre el movimiento del aparato incrementa las posibilidades de encontrarlo, siempre que se haga lo antes posible. Si ese peritaje ocurría en los primeros instantes, habrían aumentado altamente las posibilidades de vincular personas al delito”, relató Soria en el juicio oral y público contra el ex fiscal Carlos Albaca.

Comentarios