El crimen de Ana Dominé: “¡Ya mataste a mi vieja! ¿Qué más querés?” - LA GACETA Tucumán

El crimen de Ana Dominé: “¡Ya mataste a mi vieja! ¿Qué más querés?”

Uno de los acusados habría amenazado a un hijo de Ana Dominé durante el juicio. Revisaron los videos y analizan el escandaloso caso.

24 Nov 2021 Por Santiago Re
2

EL GESTO DE LA POLÉMICA. Visuara asegura que sólo se rascó el cuello; Quesada asegura que es un gesto intimidatorio que ya le habría hecho antes.

“¡¿Qué me hacés así?!”, le gritó Nicolás Quesada al imputado Edgar Visuara, a quien acusaba de amenazarlo durante uno de los cuartos intermedios del juicio por el crimen de Ana Dominé. Y con ese grito imitó el gesto con la mano que simulaba un corte en el cuello. “¡Ya la mataste a mi vieja! ¿Qué más querés?”, agregó el hijo de la víctima, que estaba con micrófono abierto. Del otro lado, Visuara respondía, pero no se le escuchaba porque estaba lejos del micrófono y porque la guardia policial lo rodeaba. Fue el momento de mayor tensión que se vivió a lo largo de las audiencias.

Cuando los jueces Dante Ibáñez, Fanny Siriani y Diego Lammoglia regresaron, minutos después del episodio, ya habían sido informados del altercado que ocurrió a sus espaldas. Ibáñez reabrió la sesión y le preguntó a Quesada qué había ocurrido. En realidad, estaba previsto que tras el cuarto intermedio el fiscal Carlos Sale continuara con su alegato, pero la situación cambió los planes.

“Me estuvo mirando fijamente toda la audiencia. Aprovechó el cuarto intermedio para hacer un gesto como si me cortara el cuello. Voy a hacer la denuncia, Señoría; vinieron a amenazarnos al juicio”, respondió el mayor de los hijos de la mujer que fue asesinada el 12 de septiembre de 2020 por una banda de rompevidrios que le arrebató un bolso con la recaudación de su negocio. “No es la primera vez que pasa, estuvimos callados y tranquilos todo este tiempo, pero llega un punto en el que ya no se puede”, agregó.

Ibáñez le replicó que hizo mal en quedarse callado, y que si ve esas cosas debe advertirlas para que el fiscal le solicite alguna medida al tribunal. En ese sentido, el magistrado pidió que una consigna policial acompañe a Nicolás, su hermano Lucas Quesada y al abogado querellante Patricio Char hasta el final de la jornada de ayer. “Dios quiera que mueran en la cárcel por todo el daño que hicieron, pero no nos quedamos tranquilos, porque tiene hermanos y familia afuera y tememos represalias”, concluyó Quesada.

“Un malentendido”

El defensor de Visuara, Javier Lobo Aragón, no estuvo en el momento del altercado. “Visuara me dice que mientras hablaba con el guardia del servicio penitenciario, se rascó el cuello y ese sería el gesto que el hijo de la víctima malinterpretó”, le dijo el profesional al juez.

Ibáñez le advirtió al imputado que revisarían las cámaras de seguridad y que esto le traería graves consecuencias si se confirmaba algún gesto amenazante. A su vez, con una simple frase, el magistrado dio a entender que lo que estaban por tratar era un hecho escandaloso y sin precedentes: “nunca en mis años como juez se ha dado que un acusado se atreva a amenazar a los acusadores, y este tribunal no lo va a permitir”.

El incidente entre las partes se dio cerca de las 12, pero por problemas técnicos los videos fueron revisados sólo en el segundo turno, a las 16.30. Si bien las imágenes serán interpretadas por expertos en la materia, a simple vista se ve a Visuara solo y con un guardia de seguridad a su espalda. En determinado momento, el imputado levanta la mirada y se lleva la mano al cuello.

“Nicolás denunció que uno de los acusados le hacía señas con el dedo, deslizándolo por el cuello, como amenaza de muerte. Es un gesto intimidatorio que se ha repetido a lo largo de las audiencias”, le detalló el querellante Char a LA GACETA antes de que pudieran constatar las imágenes.

Lobo Aragón también habló con nuestro diario: “delante mío no ocurrió nada y no tiene ningún sentido. Para mí hubo una malinterpretación producto de la emoción que genera esta etapa del juicio”.

Interpretaciones

Luego de que en la sala repasaran el video de seguridad, el tribunal les dio la palabra a las partes. El fiscal Sale no dudó de que se trató de una intimidación. “La seña se ve y es clara. Luego trata de disimularla. Se trata de un delito dentro de la audiencia, por lo que le pido a la OGA que facilite el video para hacer una imputación en otra audiencia”, sostuvo.

“No se ve claro qué pasa. Él se toca el cuello pero en ningún momento lo mira al denunciante. En todo el proceso Visuara no amenazó a nadie. ¿Por qué lo haría ahora? No tiene sentido. Además ningún guardia advierte esta situación”, contestó Lobo Aragón. “Me parece sobreabundante que llevemos esto a otro debate”, agregó.

Ibáñez ordenó a la OGA que enviara una copia de las imágenes para que el fiscal iniciara una causa por amenazas. “Han tenido un comportamiento ejemplar durante todo el debate, pero no vamos a tolerar que se repitan estas situaciones”, advirtió el juez Ibáñez.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios