El tatuaje que llevo en mi piel - LA GACETA Tucumán

El tatuaje que llevo en mi piel

Los cultores del tattoo confiesan los deseos que llevan a convertir su cuerpo en una pizarra humana. Cuerpos que expresan emociones sin necesidad de las palabras.

22 Nov 2021 Por Franco Vera

El acto de marcar la piel a través de agujas o punzones, impregnados en pigmentos, es tan antiguo como el mismo ser humano; hubo estilos que marcaron épocas, corrientes y culturas dentro de la sociedad, usados en la antigüedad y también en nuestros días.

Nicolas Farías - estudiante, tatuador, muralista, músico; Gabriela Agüero -licenciada en Artes Plásticas, diseñadora de moda, creativa y madre; Alejandro Gelfor -artesano, luthier y músico; y Rocío Luque -artista circense y empresaria-, comparten algo en común: tatuarse es una forma de plasmar emociones y sentimientos. Llevan su piel marcadas con historias, fechas, símbolos, diseños, palabras y nombres. Lienzo único intransferible, personal. “Las paredes del Templo”. Sus cuerpos son esculturas que relatan historias que no pueden ser comprendidas.

ARTE SOBRE PIEL. Esta es la definición que usa la licenciada en artes plásticas Gabriela Agüero. LA GACETA / FOTOS DE FRANCO VERA

- ¿Arte sobre piel, o pizarra humana de emociones?

GA: arte sobre piel que a la vez pone a esta (la piel) como el espacio dónde manifestar algo, y ese algo de alguna manera va sujeto a una emoción.

AG: ambos.

NF: arte sobre la piel.

RL: arte sobre piel sobre todo, pero definitivamente implícita o explícitamente las emociones están.

En los Alpes de Ötzta, frontera Austro-Italiana una pareja de montañistas alemanes Helmut y Erika Simon, realizaron el hallazgo de la Momia “Otzi. El hombre de hielo”, en la cual descubrieron extraños tatuajes en la región lumbar. Estudios demostraron que su cuerpo, estaba cubierto de tatuajes realizados hace más de 5000 años, mediantes pequeños cortes donde frotaban carbón.

- ¿Cómo definirías el arte de tatuarse?

GA: primitivo, visceral, constante.

AG: como la pintura o escultura, es el arte que perdura, con presencia propia y complementario al sujeto del mismo. Ya sea estrictamente estético o con un significado en particular, es dibujo y pintura (con sus respectivas técnicas) sobre la piel como lienzo.

NF: un gusto, un placer, es una manera de representar, transmitir o demostrar sentimiento sobre la piel.

RL: considero que es un estilo de vida, construye personalidad y a la estética de quienes deciden usar la piel como lienzo. Es un antes y un después.

LA PALABRA QUE DEFINE SU VIDA. Nicolás Farías se tatuó el vocablo que le ayuda a seguir adelante cada día.

- ¿Cómo fue que decidiste los diseños que llevarías en tu cuerpo?

GA: a partir del deseo. Cada uno de ellos representan mis deseos.

AG: algunos por estética, otros por gustos musicales, otros por significados particulares.

NF: todos son por gustos, estéticos, diseños propios, otros reflejan algún acontecimiento de mi vida.

RL: tengo cuatro tatuajes que considero importantes, de los cuales uno fue por estética, otros dos porque los vinculé con mi historia personal, tengo uno que nos hicimos con un grupo de amigos.

El tatuaje evolucionó en el tiempo. Convirtiéndose, en una rama más del arte. Muchas culturas los utilizan como reivindicación cultural ancestral. Visualizamos elaborados diseños, coloridos, llenos de detalles personalizados, y una gran variedad de profesionales en el arte de tatuar, con complejos y avanzados estudios de tatuajes.

- ¿Qué historias contienen tácitamente o explícitamente sus tatuajes?

GA: los personajes de Miyazaki me transportan a un lugar de ternura. Los elementos de las pinturas de Wayne Thiebaud, quién justamente, entre sus obras, realiza simples helados, pasteles, caramelos, representándolos de manera tentadoras y sabrosas poniéndolos en un lugar de deseo. “Robin”, un personaje ficticio que aparece en un video de Radiohead, banda que representa para mí en sus canciones una pulsión de deseo constante por sobrevivir, sobrellevar, sobresalir. Rayo de Bowie en mi cuello en la parte cervical representa cómo mi cabeza se sostiene en un cambio constante, de ir y venir, de manera muy versátil, firme y constante a la vez. Cómo Bowie.

AG: con mis hermanos nos pusimos de acuerdo en un concepto. Nuestros tatuajes deberían tener nuestra inicial, y el número correspondiente al orden de nacimiento, como un símbolo de nuestra hermandad.

NF: llevo un tatuaje de la serie los Simpsons, están Bart, Liza y Magie. Los realicé pensando en mis hermanas.

RL: con un grupo de amigos tenemos un compañía de circo. En un festival de tatuajes después de un par de cervezas decidimos hacernos seis personas el mismo tatto, hicimos incluso una vaquita entre todos, así nadie se quede sin su “nave del olvido” que es como lo bautizamos al diseño.

- ¿Alguna anécdota que tenga como protagonistas tus tatuajes?

GA: a la hora de hacerme un tatuaje me relaje al punto del sueño... y hasta me dormí al tatuarme; es una experiencia que disfruto mucho.

AG: uno de los tatuajes salió de improvisto porque necesitaban a alguien para tatuar en una convención de tattos, una competencia que al final no ganó el tatuador.

NF: me tatué la palabra “resistir” porque es mi manera de ver y vivir la vida.

RL: una vez un compañero de artes compró una máquina y quería empezar a tatuar, me ofrecí de voluntaria y puse la piel. Es el tatuaje más pequeño, el diseño no significa nada y fue el más doloroso de todos.

Ale, Gaby, Ro y Nico modelan orgullosas y orgullosos ante la lente, relatan historias marcadas en la piel. Afirman que varios diseños revuelan en su cabeza buscando su tiempo y su lugar para ser plasmados, a pura tinta y agujas, en su cuerpos, felices con los tatuajes que llevan en su piel.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios