Estilos de pizza: conocé sus diferencias y orígenes - LA GACETA Tucumán

Estilos de pizza: conocé sus diferencias y orígenes

Una guía para descubrir nuevos sabores y texturas de la popular comida. Apuestas gastronómicas, curiosidades y mucho queso derretido.

21 Nov 2021 Por Guadalupe Norte
2

EFEMÉRIDE GASTRONÓMICA. La pizza tiene su propia fecha en el calendario: su consumo se celebra en algunas partes del mundo el 9 de febrero.

Aunque no figure escrito en ninguna ley, afirmar que la pizza resulta una de las opciones fast food más ricas de la historia debería considerarse una convicción universal. Y sobre aquellos que digan lo opuesto, es mejor alejarse (tomémoslo como un mal augurio).

Una frase bastante repetida es que la gastronomía nos ofrece constantemente un viaje de sabores, pero en ocasiones no llegamos a apreciar toda la historia que se esconde detrás de un plato. ¿Sabés qué estilos de pizza existen en el mundo?

Para arrancar

Como chiste podríamos sugerir que el destino final de esta comida es nuestro estómago, pero sus inicios tienen sello italiano.

“Ante tantos cambios geodemográficos, el surgimiento y la desaparición de los imperios y los desplazamientos humanos, hay algunas cuestiones sobre este (y otros alimentos) que resultan engorrosas. La disputa llega a la pizza porque, aunque hay registros históricos de su surgimiento en Italia, sus primeras manifestaciones o preparados son completamente diferentes a las de hoy”, explica la historiadora Mónica Rodríguez.

Al respecto, ella indica que desde la Antigüedad, los griegos y los romanos servían panes planos como acompañamiento en sus banquetes, pero también hay registros de panificados básicos (similares) en el Antiguo Egipto.

“Otra referencia interesante es que en Pompeya, tras ser destruida por la erupción del Vesubio, se hallaron panes redondos divididos en ocho porciones. Por el resto, la esencia de nuestras pizzas modernas se sitúa en Nápoles”, señala.

Así fue que surgieron las pizzas estilo napolitano; reconocibles porque tienen el cornicione (borde) aireado y de un espesor de tres a cinco milímetros. “Su masa es elástica, de larga fermentación y aproximadamente con un 70% de hidratación. Para armarla se la estira a mano, en forma redonda, del centro hacia los bordes. La cocción es en horno a leña, con temperaturas mayores a 400°C por 90 segundos, dado que debe quedar húmeda y suave y no tan cocida”, detalla Matías Vela, de la pizzería Gio Pizzas y Pastas (avenida Aconquija 1.249, en Yerba Buena).

Las primeras referencias sobre la pizza napolitana datan de 1715 a 1725. “Vincenzo Corrado escribió a mediados del siglo XVIII un valioso tratado sobre los hábitos alimenticios de la ciudad de Nápoles, en el que destacó cómo la gente tenía la costumbre de guarnecer la pizza y los macarrones con tomate”, agrega el pizzero Vela, quien se dedica a elaborar este estilo.

De seguir con las costumbres iniciales, tenemos un truco para comerla sin hacer desastres. “La pizza en Nápoles siempre se consumió en la calle y con las manos. Esto se hace doblando a la mitad y formando un triángulo”, acota.

Dato: podés disfrutar de estas pizzas con el 15% de descuento de lunes a miércoles gracias a Club LA GACETA.

¿Pizza argentina?

Tras la afluencia migratoria italiana, la pizza tuvo su época de oro en la Argentina durante los años 30. En los locales de la calle Corrientes y en las pizzerías de la capital un estilo diferente se imponía.

“En ese entonces fue surgiendo en el imaginario la denominación de pizza porteña. En comparación a los procedimientos extranjeros tradicionales, la diferencia radica en su mayor rapidez en el amasado y la fermentación de la masa (bastan apenas unas cuatro o cinco horas), sumado al uso de más levadura en los bollos”, define el pizzero Marcelo Serrano.

En la degustación ya aparecen las imágenes de una porción esponjosa (con presencia de miga), más alta en grosor y -según la jerga popular- con piso. “Un cambio particular se dio con la mozzarella. Primero, debido a que en nuestro país los quesos eran normalmente de vaca y no de búfala. Segundo, porque decidimos duplicar sus cantidades y que llegue hasta los bordes”, indica.

Reinvención

Entre los puritanos y los rebeldes que rechazan cualquier maridaje de etiqueta, ¿existe una brecha pizzera en la mesa? Para la chef Macarena Clarasó actualmente las grandes innovaciones culinarias aluden a romper las estructuras formales de consumo.

“La categoría de comida chatarra aparece versionada en restaurantes exclusivos y aquello que podía considerarse digno de cinco estrellas Michelin se come en un food trucks. Si bien el auge creativo siempre estuvo en Europa, la Argentina y Tucumán tampoco están exentos”, reflexiona.

En nuestra provincia ya podemos hallar locales que ofrecen pizza frita, hecha con harinas alternativas (de hortalizas, algarroba, etcétera), masa madre o plant based (destinadas sobre todo a los comensales veganos y vegetarianos).

“Entre las propuestas más curiosas, en Asia se viralizó hace unos meses la pizza explosiva: una masa esférica y rellena que se prende fuego en el momento. Recién al explotar y desinflarse ante el calor resulta comestible”, finaliza.

Pizza Estilo neoyorquina

La versión tamaño agrandado

Como su nombre lo indica, el epicentro de esta clase de pizza es la ciudad de Nueva York. En comparación a nuestro menú las características centrales de esta pizza son su mayor tamaño (con un diámetro de 45 centímetros) y la finura de la masa. “Para su cocción requerimos harina con un alto contenido de gluten (esto vuelve sus bordes crujientes) y la salsa es muy especiada. También lleva azúcar, proporciones extra de aceite y se calienta en una sartén honda o en un contenedor metálico. En las tiendas se venden completas o por porción”, comenta el chef Tomás Tarifa, quien trabaja en un pizzería de Estados Unidos desde hace años.

Por aquellas zonas, otro clásico es la pizza estilo Chicago. En este caso pareciera que estamos ante un híbrido entre una lasaña y una tarta. “La base es una capa gruesa y honda de masa, la cual se rellena con queso y salsa de tomate en trozos”, resume.

Deleite supremo

¿Hay algo más nuestro que disfrutar de una pizza con una Cerveza Norte bien fría?

Hace 106 años nacía Cerveza Norte, que con su característico sabor acompaña a los tucumanos en todos los momentos de disfrute con amigos. Y compartir una pizza, comida que redondea uno los maridajes típicos de la cerveza, es uno de esos momentos supremos por excelencia. El calor ya llegó; es por esto que no dudes, en esos días de verano tórrido, en tomarte una Norte bien fría, que aparte de la pizza es la combinación perfecta para todas tus comidas.

La pizza podrá ser la piedra, al molde o como más te guste, pero siempre con una Norte en la mesa, porque donde está lo más nuestro, está la más nuestra.

Cerveza Norte es una marca que apuesta a la regionalidad, a la cultura y a la gastronomía tucumana y por tal motivo, para seguir acompañando a cada tucumano, decidió relanzar la lata de 473cc.

¡Seguinos en sus redes sociales! En el Instagram @cerveza.norte vas a poder enterarte de todas las novedades.

Comentarios