El “bypass” para el canal Caínzo - LA GACETA Tucumán

El “bypass” para el canal Caínzo

28 Oct 2021
1

Temor por el socavón junto al camino del canal Caínzo

El socavón del canal Caínzo-Las Piedras, junto al camino de acceso a los barrios Alto Verde I y II y El Portillo, muestra el alto peligro que acecha a los vecinos y al mismo tiempo es un terrible ejemplo de la falta de previsión, de organización urbana y de mantenimiento que significa que esta vía haya quedado como la única para llegar a esos conglomerados urbanos.

El peligro está expresado desde hace mucho tiempo, desde que se erigieron los countries en esa zona, que ha ido teniendo un crecimiento sostenido, que ha sobrepasado las previsiones urbanas en el norte de Yerba Buena, y que se ha ido desbordando hacia Cebil Redondo, tal el caso de estos complejos habitacionales. El canal Caínzo-Las Piedras, que recoge el agua del piedemonte por el Norte de la “Ciudad jardín”, lleva todo el líquido hacia el Canal Maestro de Desagüe Sur, que corre al costado del Camino del Perú. El Caínzo tiene en la curva junto al acceso a los barrios Alto Verde una gran profundidad que inquieta a los vecinos desde años atrás, debido a la falta de mantenimiento en infraestructura hídrica. En marzo de 2020, un ingeniero ambientalista dijo que el riesgo era inminente. “Siempre será riesgoso. Siempre tendrá un final incierto... hasta que se hagan las obras que corresponden. Y como las obras que corresponden son caras y no se ven, a los políticos no les interesa hacerlas”, decía el experto, que planteaba que se construyera un guardrrail y que se hiciera cordón cuneta en el camino, donde en 2017 hubo un accidente de un ciclista que fue encontrado en el fondo del curso de agua. Según se sabía entonces, la Dirección Provincial del Agua (DPA) tenía un plan para una obra de atenuación que estaba valuada en $ 2.200 millones (cifras de fines de 2019).

El problema, además del dinero, es la confusión de jurisdicciones que se ha producido en este punto. La ruta de acceso es un camino de sirga que, según la DPA, no debió haberse utilizado como ingreso a los barrios. Debió construirse otro acceso y con el paso del tiempo incluso se permitió que parte de la ruta fuera pavimentada por una concesionaria como pago de una multa a la Municipalidad de Yerba Buena, con lo que se consolidó la estructura vial y además se formó otro problema urbano, ya que el ingreso al camino, desde la avenida Perón, es en realidad el ingreso al complejo de esa concesionaria.

La inquietud expresada en estos días -los vecinos vallaron parte del sector para procurar el más cuidadoso paso por allí- ha dado lugar a una reunión en la Municipalidad de Yerba Buena en la que estuvieron vecinos y el constructor de los barrios Alto Verde. De ese encuentro salió la propuesta de hacer un “bypass” en la zona crítica para brindar algo de seguridad. Además, se va a habilitar un camino alternativo que conecte la calle Roca con la Fanzolato.

Esto debió haberse hecho hace mucho tiempo. Es de esperar que de esta emergencia surja, además, un programa concreto de reparación del canal antes o después, así como un planteo concreto de resolución en tiempo y forma de los problemas urbanos entre jurisdicciones, que, en este caso se extendió en el tiempo de manera irrazonable, sin que nadie se hiciese responsable por los riesgos que esto acarreaba.

Comentarios