Vuelo libre: gran cita internacional en Tucumán - LA GACETA Tucumán

Vuelo libre: gran cita internacional en Tucumán

Los clubes Loma Bola y Aconquija se unieron para organizar la máxima cita del parapente desde el domingo 31.

22 Oct 2021 Por Carlos Werner
5

PAISAJES. El verde de los cerros tucumanos sorprende a los visitantes cada vez que vienen a la provincia a competir. Esta vez, estarán dos semanas a pura acción.

Anoten: cuando en los próximos días vean y escuchen a grupos de deportistas hablando en distintas lenguas, en Yerba Buena y zonas de influencia, no se sorprendan. Sucede que el domingo 31 comenzará el XVII Campeonato Mundial XC de parapente. Será este un hecho único, casi sin antecedentes en Tucumán. Más aún: quizás pase mucho tiempo para repetir algo así.

Sigan anotando: vendrán 150 participantes (serán 30 mujeres). Con ellos, acompañantes, médicos, técnicos, preparadores físicos, prensa, asistentes. Es decir, una cita que con la excusa del deporte, dejará un impacto que se hará notar en hotelería, gastronomía y transporte, entre otros rubros. Todavía más, pondrá otra vez a Tucumán en el mapa mundial como organizador de un evento con deportistas de elite.

Armar un Mundial del deporte que sea, en medio de una situación de pandemia -aunque se transite por días de sensibles mejoras sanitarias-, es una prueba a la paciencia, la calma, el orden y la vocación dirigencial. En eso están, precisamente, los tucumanos que están llevando adelante el armado de lo que será una cita de alto nivel, desde el domingo 31 de este mes, hasta el sábado 13 de noviembre. Los integrantes de Loma Bola Vuelo y Aventura, y de Aconquija Club de Vuelo y Aventura, se unieron para traer a la provincia una competencia sin antecedentes por estas tierras (aunque hubo algunos eventos internacionales de alto nivel en años anteriores).

“Estamos a mil”, aseguró Matías Fortini, una de las cabezas visibles de la organización -junto con Sergio Bujazha-. “Hubo normativas que cumplir. Pero hicimos un trabajo arduo y minucioso. Recién a 17 días del inicio de la competencia, logramos el permiso definitivo que autorizó la lista acotada de participantes”, añadió.

La logística y los trámites les insumió muchísimo tiempo a los participantes. Varios incluso sufrieron por la reprogramación de vuelos. Pero el esfuerzo está valiendo la pena. De hecho, la organización tucumana está recibiendo el visto bueno de los equipos participantes. La tensión contenida por no saber qué iba a suceder fue aflojando. “Fue como organizar dos o tres mundiales juntos, con todo lo que hubo que hacer en la previa. A nuestro favor tenemos la experiencia en la organización de eventos grandes, como la Copa del Mundo que se hizo en Tucumán en 2019, que reunió a 120 pilotos y que fue un éxito”, afirmó Fortini.

El Mundial es una representación por países, en este caso, de 37 de ellos. Se hace cada dos años. El de 2021 estaba programado en Francia, pero se suspendió. “Nosotros nos presentamos como suplentes. Teníamos a favor la experiencia y el lugar ideal para hacerlo. Además, confiábamos en que para noviembre la situación de pandemia ya iba a estar más aliviada. No fuimos los únicos en presentar propuesta, también lo hizo Brasil, México y Sudáfrica”, aseguró el dirigente.

Quienes visitarán Tucumán para competir ya tienen todo listo para el tiempo en que permanecerán aquí: sus pasajes, sus alojamientos, sus vacunas, su plan de entrenamiento. Hay quienes ya llegaron al país y comenzaron a ambientarse. Todos pagaron un feed de inscripción de 400 euros, dinero que sirve para cubrir una parte de los costos. Para atender el resto, hay apoyo de empresas privadas que, por canje publicitario, estarán presentes.

La Federación Internacional de Vuelo Libre, ante la imposibilidad de que el Mundial se haga en Francia, dio a conocer que estaba la propuesta tucumana. No obstante, invitó a otros países a presentar la suya. Pero ninguno reunió las necesidades que el caso requería, salvo Argentina.

La experiencia tucumana en organizaciones de competencias de todo tipo -provinciales, regionales, nacionales e internacionales-, tuvo un rol fundamental para lograr la plaza. Pero ahora se viene la prueba central, con el Mundial propiamente dicho. “Esto es lo máximo a lo que un organizador puede aspirar. A lo que viene lo estamos esperando con muchas ganas y entusiasmo”, aseguró Fortini, que siente que la hospitalidad tucumana tendrá un rol fundamental para que los visitantes se sientan como en casa.

Dos tucumanos integrarán el equipo argentino

El equipo argentino contará con dos representantes tucumanos. Estarán en competencia Shauin Kao y Álvaro Lucero. Ella cuenta con una vasta experiencia, y numerosos logros, incluso a nivel internacional. Él empezó a competir hace relativamente poco tiempo y, en vista de sus buenos rendimientos, logró el ranking necesario (es el 1° de la lista).

• Previo a la cita tucumana, en La Rioja, se está disputando un certamen internacional, desde el cerro Del Morro, con 90 pilotos.

• La CIVL explicó formalmente su decisión de otorgar a Loma Bola la organización del 17º Campeonato del Mundo FAI. “La propuesta argentina terminó siendo apropiada para su evaluación y discutida por los delegados y el Comité de Parapente XC. Las suaves condiciones de vuelo fueron el único punto cuestionado. La Comisión CIVL cree que un Campeonato Mundial en condiciones suaves es mejor que no competir. Confía en que al final, como siempre, ganarán los mejores pilotos. La locación y el equipo organizador son bien conocidos, ya han organizado un Cat 1, pueden hacerlo”.

PARA TOMAR EN CUENTA

La organización: A Bujazha y Fortini los acompaña un grupo compacto de 10 personas, entre los que se destacan Mario Sueldo, Mercedes Gijón y Eduardo Sánchez Granel. El grupo cuenta con el apoyo de la Federación Argentina de Vuelo Libre. El Ente Tucumán Turismo, y el Ministerio de Deportes de la Nación tienen dieron su aval. Y hay asistencia del municipio de Yerba Buena y del hotel donde se hará base, el Howard Johnson, ubicado sobre la avenida Aconquija. También se utilizarán otros establecimientos yerbabuenenses para alojamiento. Todos los días la organización trasladará y traerá a los pilotos al y desde el despegue.

Vienen los mejores: El campeonato se hace cada dos años. Para poder participar, los países tienen que contar con pilotos rankeados, que a su vez compiten en sus territorios para poder representar a sus sitios de origen. Cada equipo mixto cuenta con cinco competidores oficiales. En realidad, puede traer hasta 16 pilotos, pero el excedente no puntúa para el Mundial por conjuntos, pero puede hacerlo para la competencia individual.

Visitantes: Entre los extranjeros que volarán estará la suiza Yael Margelisch (récord mundial de distancia de más de 500 kilómetros). El equipo más fuerte es Francia, que vendrá con un plantel compacto. Habrá participantes unipersonales de algunos países como Islandia, Bolivia, Filipinas y Perú. Los que más lejos viajarán vienen de Japón, Corea del Sur, Australia y Sudáfrica. Los grupos más compactos son los de EE.UU., Colombia, México y Brasil.

Cómo se competirá: Las mangas (con 10 voladas se considerada terminada la competencia) se harán hasta el viernes 12 de noviembre, mientras que la entrega de premios se programó para el sábado 13. Se prevé con esto la posibilidad de mal tiempo.

Toma de decisiones: Cada equipo tendrá un “team leader”. Estos se reunirán desde el 31 de octubre y definirán la os tres pilotos de más experiencia y conocimiento del lugar, para diseñar los recorridos de cada, con la colaboración del director de la competencia, Sergio Bujazha. Por logística y reglamento, ya está definido que el despegue será uno solo, el de Loma Bola, ubicado en el cerro San Javier. Se utilizarán recorridos ya determinados (con límites en Trancas, Alberdi, Simoca, entre otros puntos). A tal efecto, se gestionó un cajón de espacio aéreo para las fechas determinadas ante la Empresa Nacional de Aeronavegación.

Comentarios