Piti Fernández pone al rock en tono de blues y country - LA GACETA Tucumán

Piti Fernández pone al rock en tono de blues y country

El cantante de Las Pastillas del Abuelo se presenta esta noche en el Teatro Mercedes Sosa, a las 21. Gira con el sello de la fusión de estilos.

22 Jul 2021 Por Jorge Figueroa
1

DESTINO NORTE. El músico cuenta que la región lo salvó.

No es usual escuchar a Sumo o a Los Redondos en tono de blues o de country. Tampoco a Virus; sí a Pappo, es verdad.

En formato acústico, Piti Fernández lleva ya 36 shows en todo el país desde marzo, y esta noche se presentará a las 21 en el Teatro Mercedes Sosa (San Martín 479). En su ADN figura el concepto de fusión, tanto como grupo o como solista.

Durante una entrevista telefónica con LA GACETA se lo escucha con algún delay, pero aún así la conversación permite percibir el tono del entusiasmo, y una que otra reflexión. Gajes de llamadas baratas y de home-office.

“En este proyecto hay un dejo de valoración del pasado”, admite el artista que trabaja en tres grupos, y que tuvo un confinamiento muy creativo que le permitió leer, meditar y componer.

Con Las Pastillas del Abuelo, el cantante lleva alrededor de dos décadas fusionando el rock con el reggae, el candombe, la chacarera, el jazz y otros variados ritmos que conquistan a los más jóvenes. En un proyecto paralelo inicia el destino norte de la gira “Caminos bríos”. Es el título, también, del segundo álbum como solista con 12 canciones que va presentando a modo de singles.

- Blues y country has repetido varias veces; es lo tuyo.

- Y es lo que más escuché desde chico. Eric Clapton, Tom Petty, Creedence, Steve Ray Vaughan... la lista es larga. No me privé de nada para escuchar country y blues. Ahora lo disfruto más, por eso todas estas canciones están en ese género. Sumo en country es raro, pero se termina pudiendo hacer con “1989” y otros temas. Versionamos rock nacional. Es un estilo que me gusta mucho y no a todos los integrantes de las Pastillas; por eso, en 2017 le dije a mis compañeros que iba a sacar un disco para la familia, hablando de ellos. Así fue como nació todo esto.

- Noto un dejo de nostalgia por el pasado en lo que decís...

- Diría que hay un dejo de importancia hacia el pasado, un dejo de valoración al tiempo pasado que si bien no siempre fue mejor, fue próspero. Para nosotros, los Pastillas y los Virna Lisi (homenaje a Luca Prodan) es natural esta valoración. Occidente es distinto a Oriente; hay una cultura que estima a los antepasados, a las generaciones más viejas, a las culturas ancestrales. Se le da importancia por la experiencia que tienen y aportan. Eso defendemos nosotros. En cambio, en Occidente hay un desprecio de ellos, no se les da importancia.

- ¿Qué tal viene la gira?

- Comenzamos en marzo y fue un éxito total. Anduvimos por Cuyo, por Córdoba. La verdad es que no podemos pedirle más al universo, agotando a todas las plazas, tocando blues y country, estilos que no son hiteros por supuesto, pero que funcionan. Eso hemos comprobado, a la gente le gusta lo que hacemos, a pesar de no ser comercial. Llevamos 36 shows y ahora nos esperan muchos más con “Camino bríos - Destino Norte”, iniciando por Tucumán. Espero que nos acompañen porque la van a pasar bien. El norte ha sido muy importante para nosotros, hemos estudiado mucho folclore y además el título funciona como una metáfora. De veras, ha sido muy valioso pisar descalzo esa tierra, lo hice como mochilero hace unos años y me salvó, me llenó de otra energía, de algo esencial.

- ¿Cómo será el show

- Están todos estos temas, más algunos propios del disco. Estaré más parlanchín que de costumbre entre canción y canción, contando un poco de ellas, intimando con la gente, que es algo que me gusta mucho. Estoy con un gran guitarrista y un percusionista en formato acústico. Es muy motivador y divertido hacer canciones de bandas que me influyeron mucho. O solistas como Luis Alberto Spinetta y Charly García. Están mis temas también como “El cuento que me cuentes” y “El cómo y el qué”. Otros de “Conmigo mismo”, el material que edité en 2017. con poemas de mi abuelo y otras composiciones.

Comentarios