El padre del peluquero tucumano muerto en Salta cree que a su hijo lo mató la policía - LA GACETA Tucumán

El padre del peluquero tucumano muerto en Salta cree que a su hijo lo mató la policía

"Mi hijo les pidió por favor a los policías que lo dejen respirar", dijo.

19 Jul 2021
2

Matías Ruiz. Facebook

El joven tucumano Matías Ruiz, de 27 años, falleció la semana pasada en Salta, tras correr varias cuadras desnudo por la zona céntrica. El informe preliminar de la autopsia no arroja datos concluyentes: falta el estudio toxicológico y el cuerpo presenta golpes y raspones que podrían ser compatibles con una caída. El fiscal, de todos modos, continúa con la investigación y el viernes dijo que espera contar con las cámaras de seguridad de la zona para saber qué pasó.

Juan Carlos, su padre, fue a Salta. Asegura que hubo un desmedido accionar policial hacia una persona en total indefensión. Afirma que hubo complicidades y que si es posible pedirá la remoción de funcionarios provinciales y la intervención federal del caso.

Matías estaba en Salta. Hace un mes había inaugurado ahí su flamante peluquería, mientras alquilaba una pieza en San Juan y Catamarca.  Todos sus anhelos y proyectos se truncaron el pasado martes, cuando murió de manera dudosa y extraña mientras corría desnudo por las calles céntricas hasta el Parque San Martín.

Juan Carlos Ruiz dijo a DNIsalta.com que su hijo no murió por efectos de las drogas ni por su angustiante y larga carrera a pie. Afirmó que Matías les pidió ayuda a los efectivos policiales, quienes con su accionar no permitieron que Matías pueda respirar normalmente.

"Mi hijo atravesó una odisea de dos horas desde que salió de su domicilio a las  6:45 de la mañana. Al informe no me lo dio Criminalística ni el fiscal de turno, lo hice yo solo por mis medios recorriendo la zona por donde circuló mi hijo. Salió corriendo desde San Juan y Catamarca de sur a norte en contramano. No tenía inestabilidad, corría parejo, esquivaba a los vehículos, estaba plenamente consciente. A la consigna policial le pidió ayuda, no se la dieron y siguió corriendo, cruzó de vereda, se resbaló, cayó, volvió a levantarse, en ese momento alguien llama a una patrulla. Ahí él estaba consciente y con vida", dijo Juan Carlos.

Juan Carlos Ruiz

"Él corría porque estaba con miedo, corrió por Catamarca hasta Urquiza, ahí resbala y cae, esos eran sus últimos minutos. A eso llegaron los patrulleros y él sintió más miedo y levantó las manos desnudo. Se paró, camino hacia ellos y les dijo: 'Soy Matías Ruiz, tengo 27 años, vivo en San Juan y Catamarca y necesito ayuda'. La Justicia aduce que estaba bajo el efecto de sustancias prohibidas, pero la persona bajo esos efectos, primero, no elude vehículos, y segundo, no da datos precisos. Ahí los policías, que eran cinco, tres masculinos y dos femeninas, lo esposaron y lo pusieron boca abajo. ¿Qué llevó al personal involucrado a ponerle las esposas y ponerlo boca abajo en el piso a una persona indefensa que no tenía ropas?", afirmó el padre.

"Sabían que no era peligroso y le pusieron las esposas para atrás. Mi hijo se identificó, les pidió por favor que no le hagan daño y hasta les dio una lista de números de teléfonos de su familia. Nunca sonaron ninguno de esos teléfonos. Y cuando vio en peligro su vida producto del accionar policial les dijo que le faltaba el aire y que lo dejen respirar, que se estaba ahogando. En esa situación, la única manera por la que una persona no pueda respirar estando boca abajo es porque habían personas presionando sobre los pulmones con sus rodillas y otra pisándole la carótida. Mi hijo perdió la vida ahí, y no producto de sustancias prohibidas", le dejó en claro a la comunidad Juan Carlos, quien también le apuntó al médico legal.

"Yo estuve en la autopsia y nunca me dio la cara, fue impresentable. Yo pedí ver la autopsia como padre y me dijeron otro horario. La autopsia mínimo tenía que durar 4 horas y duró mucho menos. El parte oficial fue deceso por muerte súbita y falla multiorgánica y los videos, donde pide por favor que no le hagan daño, dice otra cosa. Mi hijo estaba consciente cuando dio su nombre, la dirección, los telefónos y pidió ayuda, estaba lleno de vida", cuestionó.

"Y en esta estrecha vinculacíón de lo que le pasó a mi hijo, el personal del SAMEC que lo trasladó en la ambulancia lo que tuvo es complicidad, se lo dije al fiscal, porque el cuerpo que les entregaron llevaba previamente una hora y cincuenta en manos de la Policía. Cuando les entregaron el cuerpo, mi hijo ya estaba sin vida y el personal del SAMEC les mintió a los periodistas diciéndoles que había signos vitales. El cuerpo de mi hijo tiene en el rostro una serie de golpes tremendos producto, no precisamente de caídas. La primera orden que tenía que dar el fiscal era hacerle una pericia a la camioneta en la que cargaron el cuerpo y no lo hicieron", cuestionó Juan Carlos, para apuntar luego a los funcionarios de la Provincia.

"Le dije al fiscal que si yo tengo que pedir la remoción de la cúpula completa de Judiciales la voy a pedir, si tengo que pedir la intervención federal del caso la voy a pedir. Pero la carátula no puede ser muerte súbita ni falla multiorgánica. Acá lo que cabe es homicidio culposo y agravado, aquí hubo abandono de persona, abandono de servicio, y una falta de respeto a la Constitución Nacional, que le indica a la Policía preservar y servir, porque eso juran los policías cuando les entregan un nombramiento", concluyó Juan Carlos Ruiz.



Temas

Salta
Comentarios