En gran parte del país ya empezaron a darse heladas

Los fríos se hicieron más leves a partir del jueves, debido al ascenso térmico.

EFECTO. En el NOA se vieron nevadas y brusco descenso de la temperatura. la gaceta / foto de osvaldo ripoll EFECTO. En el NOA se vieron nevadas y brusco descenso de la temperatura. la gaceta / foto de osvaldo ripoll
02 Julio 2021

El ingreso de un frente frío a la Argentina el último jueves del mes pasado provocó un pronunciado descenso de la temperatura en numerosas áreas productivas del país.

En el noroeste argentino (NOA), los efectos se manifestaron en nevadas en zonas de altura y, luego, en un descenso brusco de la temperatura, que provocaron fuertes heladas en la zona de llanura.

En el sitio web www.pronosticosheladas.com se señala que el jueves 24 del mes pasado se registró una primera irrupción de aire frío, que provocó una caída en las marcas térmicas. Principalmente, en los valores de la temperatura mínima, lo que generó algunas heladas aisladas en la zona centro/oeste del territorio argentino.

Durante el día siguiente -viernes 25 del mes pasado- la masa de aire frío llegó hasta el norte del país, dejando una persistencia de las heladas de variada intensidad. Este primer pulso de aire frío se modificó levemente en esa región de la Argentina, ya que los valores de temperatura mínima ascendieron, lo que generó que la zona de probables formaciones de heladas se restrinja al centro/oeste del país.

Otro ingrediente

Durante el fin de semana, un sistema de baja presión se formó sobre Uruguay. A medida de que este sistema se desplazó hacia el este su circulación favoreció la advección de aire frío/polar en el territorio argentino.

Esta situación provocó una segunda caída en los valores térmicos, como se puede visualizar en el mapa de temperaturas mínimas correspondientes al domingo 27 del mes pasado, en el cual los valores por debajo del punto de congelación abarcaron gran parte de nuestro país.

Durante los próximos días este sistema de baja presión se desplazará hacia el este, dentro del océano Atlántico, lo que favorecerá que un sistema de alta presión predomine en el territorio argentino. Eso, a su vez, ocasionará condiciones estables, baja a muy baja intensidad de viento y cielos despejados. La combinación de la irrupción de aire frío y del efecto del sistema de alta presión generará una caída en las marcas térmicas provocando heladas fuertes en gran parte de la Argentina y en países limítrofes.

Las heladas en general fueron cada vez más leves al finalizar esta semana, debido a un leve ascenso térmico desde el jueves 1 de julio en adelante.

Comentarios