Crisis carcelaria: piden tomar una medida para reducir el número de detenidos - LA GACETA Tucumán

Crisis carcelaria: piden tomar una medida para reducir el número de detenidos

Dos defensores oficiales pidieron a la Corte que se compute dos por cada día de detención por las condiciones en la que se encuentran.

24 Jun 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

GRAVE PROBLEMA. La capacidad de la cárcel está superada en un 30% y aún deben recibir unos 900 reos.

Dos defensores oficiales presentaron un hábeas corpus ante la Corte Suprema de Justicia para tratar de acabar con el hacinamiento de los calabozos de las comisarías y de los penales de la provincia. Su propuesta consiste que cada día de privación de libertad cumplido por cualquier persona sea computado doble.

“No se duda del impacto de la cuestión a resolver. Hacer lugar a este hábeas corpus es equivalente a quemar las naves, como hizo Hernán Cortés. En este caso, es la manera de lograr que el Estado ponga manos a la obra, tenga un incentivo muy grande para cumplir las omisiones a su cargo en lo que hace al respeto y la garantía de los derechos humanos de las personas privadas de libertad”, argumentaron los defensores María Raquel Ferreyra Asís y Agustín Acuña.

Los funcionarios públicos presentaron este planteo en base a las notas publicadas la semana pasada en LA GACETA. Allí se daba cuenta de la gravedad del caso. Se informó que en las comisarías se encontraban 1.300 personas alojadas, cuando en realidad tienen capacidad para albergar a poco más de 400. También se informó que la capacidad de las cárceles tucumanas está superada en un 30%. Además, según las proyecciones del Poder Judicial, hasta fin de año se incorporarían más de 1.300 detenidos al sistema penitenciario.

Los defensores, cuya obligación es velar por el bienestar de los detenidos procesados y condenados, también tuvieron en cuenta el hábeas corpus presentado hace casi seis años por la ex fiscala Adriana Giannoni y su par Diego López Ávila, con el que consiguieron ocho fallos del máximo tribunal aceptando el planteo en el que se buscaba proteger a presos, policías y vecinos de las comisarías.

“La situación es peor. Además, las carencias presupuestarias son siempre argumentadas por el Estado para no cumplir con las resoluciones”, indicaron.

Interrogantes

Ferreyra Asís y Acuña se preguntaron en el escrito: “¿qué hacer en estos casos? ¿Construir más cárceles? ¿Soltar detenidos? ¿Reducir la población? ¿Cómo? ¿De qué manera? Construir cárceles no es la solución inmediata. Liberar detenidos causaría enorme alarma social, como reconoce la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Por ende, la única posibilidad es reducir la población carcelaria. He ahí la solución”.

“¿Cómo reducir la población carcelaria? Con una compensación. Si las cárceles fueran realmente sanas y limpias (artículo 18 de la Constitución Nacional) o los lugares de detención fueren adecuados además de sanos y limpios (artículo 14 del nuevo código procesal penal de la provincia), el tiempo de la pena o de la prisión preventiva coincidiría con el tiempo real de los condenados. Es decir, si tuviesen condiciones dignas, sin sobrepoblación, con espacios adecuados, alimentación suficiente, acceso a trabajo, educación y tratamiento real, no habría un contenido aflictivo más allá de la restricción de la libertad”, analizaron los defensores.

“Sin embargo, la realidad es otra. Cuando tenemos cárceles o comisarías sobrepobladas, es obvio que el contenido aflictivo es superior. Basta pensar en las personas que deben dormir sentadas porque si se acuestan no entran todos en el mismo lugar. Ese mayor contenido aflictivo debe ser compensado. ¿Por qué doble? Porque en Tucumán se ha sobrepasado un 100% la capacidad de las cárceles y comisarías en conjunto. Hay como 2.600 detenidos para solo 1.300 lugares, haciendo números rápidos”, analizaron.

Petitorio

El planteo realizado por los defensores debe ser analizado por los miembros del máximo tribunal que deberán fallar sobre el tema. En caso de que la sentencia sea a favor, solicitaron que se cumplan estos puntos:

- Se notifique a la Oficina de Gestión de Audiencia y a los ministerios Pupilar de la Defensa y al Público Fiscal y a los jueces penales para que se materialice en el cómputo de penas y de prisiones preventivas en cada caso concreto de la forma que estimen pertinente.

- Se le prevenga a la provincia a fin de evitar la reiteración de omisiones iguales o semejantes a los que dieron mérito para acoger la acción, que si la situación se agravase (por ejemplo, con un incremento de 1.300 detenidos más hasta fin de año), se ampliará la disposición del apartado A) en la misma proporción (por ejemplo, un día equivaldrá a tres)

- Se le indique a la Provincia de Tucumán que hasta tanto se cumpla con la omisión, el Servicio Penitenciario de Tucumán deberá ante cada petición por cualquier aspecto de la progresividad de la pena como salidas transitorias, semilibertad, libertad condicional, libertad asistida, consignar una leyenda que diga: “En este caso la pena ha sido cumplida en un contexto de sobrepoblación y en condiciones de detención violatorias a los derechos humanos que la tornan ilícita”.

Comentarios